miércoles, 6 de febrero de 2008

EDDIE VEDDER, EL AUTÉNTICO ESPÍRITU DE INTO THE WILD

La banda sonora del film de Sean Penn Into the wild supone el esperado y temido debut en solitario de Eddie Vedder, líder de Pearl Jam. Lo cierto es que no lo podía haber hecho mejor ya que, sin duda el mayor acierto de la película, de la que ya hemos hablado en Gesloten, es su participación como compositor e intérprete de la BSO pues es él quien logra, a través de sus canciones, que el espectador comprenda el sentido de la historia que se cuenta. Algo realmente inusual (¿no se supone que eso es responsabilidad del director del film?).

El disco se abre con The wolf, un tema instrumental que consigue marcar con sus acordes ansias frustradas de libertad. Le sigue Far Behind; una canción cargada de fuerza, rabia y optimismo a la vez. Guaranteed es, junto con Society, uno de los tracks más sentidos de la BSO y el que mejor expresa la esencia del film, pero es en Long Nights donde llega a resultar dolorosamente conmovedor. El gran descubrimiento de este álbum son, sin duda, las canciones de minuto y medio como No ceiling, un auténtico subidón y Setting forth, el tema que más suena a Pearl Jam, en el que la preciosa voz de Vedder se convierte en desgarro.
“El chico que nunca duerme” (así le llamaban en su juventud porque trabajaba toda la noche en una gasolinera y todo el día ensayaba con su grupo) ya había demostrado a través de sus letras con Pearl Jam ser un hombre complejo y con cierta dificultad para adaptarse a la sociedad, quizá por eso ha entendido tan bien al protagonista de la historia real de Into the Wild, quizá por eso también, sus canciones resultan tan honestas.

Cuanto más escucho este disco más me convenzo de que hubiera sido mejor que Vedder hubiera escrito el guión de Into the wild. Como no ha sido así, prefiero dejar el film a un lado y seguir escuchando este álbum para recordar que, aunque no siempre lo sintamos así, somos libres para escapar de las imposiciones que nos asfixian, de la envidia, de la monotonía, de la maldad y del : miedo. Un gran disco.

Lo mejor:que cada vez que se escucha uno recuerda que es posible ser feliz.
Lo peor: El tema Rise ¿Qué eso que suena? ¿Un ukelele?
Calificación: como disco 7.5/10. Como concepto 10

2 comentarios:

gaspashá gorkovskaya dijo...

"Somos libres para escapar de las imposiciones que nos asfixian, de la envidia, de la monotonía, de la maldad y del miedo". Con esta frase has expresado lo que vengo sintiendo últimamente y me he dado cuenta de que cada día me siento más cercano a tí, mi querido Monsieur A., a pesar de los kilómetros que nos separan en estos momentos.
No cabe duda, por otra parte, que una buena banda sonora puede lograr que una película merezca la pena; lograr esa armonía entre guión, dirección y música, no siempre se consigue. Y es que para mí, sin música, nada sería lo mismo.
Un fuerte petonet. Love U

monsieur august dijo...

Muchas gracias por tus palabras, por entenderme y por compartir mi vision del mundo(lo siento pero no tengo acentos en este teclado) con lectores como tu, da gusto escribir.
Love u 2 n see u soon