viernes, 1 de febrero de 2008

ALANIS MORISSETTE: RETROSPECTIVA

Siempre he pensado que a Alanis Morissette es mejor escucharla (a veces) que verla. Más que nada porque esos gestos extraños que hace (parece que sufre de epilepsia aguda), paralelamente antagonistas a la cara de bodegón inexpresivo que pone en las ruedas de prensa, solamente llevan a pensar una cosa: que es un poco límite. A pesar de no haber dado mucho pié con bola en los últimos años, vamos a realizar un repaso de su trayectoria. Pasamos por alto sus dos primeros discos, publicados en Canadá y escuchados por su familia y amigos más cercanos.

Jagged little pill (1995)

Este álbum supuso uno de los mayores trallazos en la historia de la música, tanto a nivel comercial como de crítica. Y es que “Jagged little pill” es uno de los discos más vendidos del mundo (el más vendido por parte de una artista femenina), y la verdad que no es para menos. Temas como “You oughta know”, “Hand in my pocket”, “You learn”, “Head over feet” o “Ironic”, situaron a la canadiense en el podio de las listas durante mucho tiempo. Pero el resto de las canciones son igual de prominentes a todos los niveles. Destacan buenas letras como la de “Perfect”, en donde se habla de la exigencia y chantaje psicológico de algunos padres hacia sus hijos. La producción, a cargo de Glenn Ballard, es muy correcta. Alanis tuvo tal explosión creativa con su debut internacional que no es de extrañar que jamás haya superado, ni de lejos, la calidad de “Jagged little pill”. Una anécdota: Shakira tuvo el valor de decir que Alanis copiaba su imagen (seguro que recordáis que hubo un tiempo en el que parecían hermanas mellizas). ¿Será ese el motivo por el cual el esperpento colombiano número uno se tiñó el pelo y multiplicó sus niveles de estupidez?

Lo mejor: destacan hasta las dos canciones ocultas, “Your house” y una versión ligeramente distinta de “You oughta know”.
Lo peor: este disco ha ensombrecido sus trabajos posteriores.
Destacables: “You oughta know”, “Ironic”, “Hand in my pocket”, “You learn”, “Head over feet”, “Perfect”… practicamente todos.
Puntuación: 9/10


Supposed former infatuation junkie (1998)

El título lo dice todo: Alanis se volvió tarumba con el éxito brutal de “Jagged little pill” y se fue a La India, como hacen todas las místicas con pasta en el bolsillo, a ponerse hasta arriba de curry, y de paso, comprobar lo que dice todo el mundo sobre ese país (que la gente, a pesar de vivir en la miseria, es muy feliz y sonríe todo el tiempo… hasta que viajan a occidente y comprueban las ventajas de tener la tarjeta Carrefour). El caso es que se dejó crecer el pelo hasta los pies, volvió flotando en una nube y adoptó la expresión del que se pone hasta arriba de keta. Además, regresó con diecisiete canciones para construir un disco de título imposible y mucho más cercano a la electrónica. Para comenzar, da las gracias a los hindús con el primer single, “Thank U”, valga la redundancia. El vídeo es para cortarse las venas: Alanis desnuda, rollo Lady Godiva, paseándose por las calles con cara de pava y tapándose las tetas con su larga melena (lo de más abajo, se lo tapan en post producción con efecto nublado). Como era de esperar, no tiene la calidad de su anterior álbum, pero no deja de ser un trabajo por momentos interesante y que va ganando en escuchas posteriores. Tiene algunas letras muy buenas, como el tema “Unsent” (el mejor del disco), en el que Alanis escribe cartas de buen rollo a sus ex novios.

Lo mejor: la buena intención de Alanis al cambiar un poco de registro y adentrarse en la electrónica sin tratar de basarse en las canciones que la encumbraron al éxito.
Lo peor: es demasiado largo. Cuando haces un disco con 17 canciones, corres el riesgo de aburrir bastante; por momentos se hace interminable. Por otra parte, el rollo místico de “Can’t not” es soporífero.
Destacables: “Unsent”, “Thank U”, “Joining you”, “Front row”, “One”.
Soportables: “Are you still mad”, “So pure”, “Heart of the house”, “Baba”, “That I would be good”.
Puntuación: 7,3/10

Under rug swept (2002)

Casi siempre, las cosas sencillas suelen dar buenos resultados. Y eso es lo que hizo Alanis con “Under rug swept”, dejarse de mayores aspavientos y complicaciones y sacar al mercado un disco muy correcto, producido totalmente por ella. Se trata de once temas entre los que destacan sencillos como “Hands clean” o “Precious illusions”. En las canciones vuelve a explorar realidades mucho más descarnadas, en algunos casos inevitablemente influidas por los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos (“Utopia”), o reconociendo ciertas inseguridades en sus relaciones íntimas (“So unsexy”). El track más largo del disco, “Flinch”, ofrece uno de los mejores desparrames de guitarra que ha hecho Morissette. La gira mundial quedó reflejada en el documental “Feast on scraps”, en el que incluyó muchas canciones inéditas en el CD adjunto. Fue un tiempo de mucha creatividad para Alanis. Dentro del single "Hands clean", incluyó tres temas inéditos muy aceptables, sobre todo "Awakening americans".

Lo mejor: la sencillez y la creatividad espontánea en casi todos los temas del disco.
Lo peor: el álbum tiende a desinflarse un poco en temas como “That particular time” y “A man” (aún así es soportable).
Destacables: “Hands clean”, “Precious illusions”, “So unsexy”, “Flinch”, “Narcissus”, “Surrendering”, “You owe me nothing in return”.
Puntuación: 7,5/10

So-called chaos (2004)


Cuando sacó este disco, la cantante canadiense dijo que como ella ya había vendido tanto (fundamentalmente con “Jagged little pill”), a partir de ahora iba a hacer lo que le diese la gana. Y se quedó tan ancha, con esa cara de panoli con la que suele aparecer en las conferencias de prensa. El resultado de este trabajo son diez canciones con menos carisma que la gala de los Goya. En el vídeo del primer single, “Everything”, aparece Pau Donés, el cantante de Jarabe de Palo cortándola su larga melena… Tan soso e incoherente como si de repente apareciese Björk poniéndole su vestido de cisne a la petarda cantante de La 5ª Estación. En “So-called chaos” no hay nada destacable. Alanis Morissette se asoma como una caricatura de sí misma, con letras menos contestatarias y tratando de ser más poética. Lo único que consigue es aparentar ser la típica adolescente cuya única esperanza es crecer, porque de lo contrario, su edad adulta será de todo menos adulta. Y encima, teniendo en cuenta la dura censura norteamericana (sobre todo desde que Bush llegó al poder), le obligaron a cambiar la palabra “asshole” (estúpido) por “nightmare” (pesadilla) en el tema “Everything” (en el vídeo al menos se podía apreciar la letra original, y en Europa también en el disco). Desde aquí sería bueno decirle a Alanis que si esto es hacer lo que le da la gana, es mucho mejor que se quede en Ottawa y se dedique a hacer punto, a cocinar o a cualquier cosa que no sea publicar una patata cocida llamada “So-called chaos”.

Lo mejor: compré el CD en una tienda de segunda mano por 5 euros.
Lo peor: todavía no entiendo por qué me compré este disco.
Soportables: “Everything” y “Out is through”.
Puntuación: 3,5/10


Pincha aquí para leer la crítica del último trabajo de Alanis Morissette, "Flavors of entanglement"


Otros

MTV Unplugged (1999)

Como suelen hacer algunos artistas, salvo los que cantan en playback (no voy a decir nombres…), Alanis produjo un álbum acústico para MTV. La cantante interpreta temas de sus discos “Jagged little pill” (“You learn” o “Ironic”, entre otros) y “Supposed former infatuation junkie” (“Joining you”, “I was hoping” y una correctísima That I would be good), así como algunas canciones nuevas: “No pressure over cappuccino”, Princes familiar y “These R the thoughts”. Además de incluir el corte de la banda sonora de “City of angels”, “Uninvited”, también realiza una versión del “King of pain”, de Sting.




Feast on scraps (2002)

Se trata de un documental sobre la gira que hizo para defender su disco “Under rug swept”. Incluye dos CD’s con canciones inéditas que había grabado pero no incluido en el álbum, entre ellas, “Sister blister” o “Simple together”. También aparecen versiones en directo y el single “Hands clean” modificado en acústico. El DVD contiene imágenes de los recitales y el típico momento backstage (repito que a esta chica es mejor escucharla que verla por los motivos explicados anteriormente)







Jagged little pill acoustic (2005)

Demostración fehaciente de que Alanis vive del tirón multimillonario que tuvo “Jagged little pill” (supongo que ya habrá pagado toda la hipoteca de sobra). Para conmemorar el décimo aniversario de su lanzamiento, sacó al mercado una nueva reinterpretación de su álbum más exitoso en versiones acústicas. El sencillo fue “Hand in my pocket”. La cantante ofreció conciertos en teatros pequeños para mantener la intimidad que suelen tener las canciones cuando se tocan en este plan. Nada del otro barrio (algo que también pensaron sus seguidores, porque no ha ido demasiado bien a nivel comercial; en definitiva, todos se quedan con la versión original del álbum).




The Collection (2005)

Primer disco recopilatorio de Morissette. El álbum fue promocionado con la versión de Crazy, tema del cantante Seal. El vídeo cuenta con una sorpresa final, justo cuando ya estás pensando que la historia es tan simple como las que se cuentan en los de otras pseudocantantes. Se echa en falta la inclusión de canciones como “Unsent” o “Precious illusions”, entre otras. Por otra parte, se encuentran participaciones en bandas sonoras como “Uninvited” ( de “City of angels”), “Still” (de “Dogma”, filme en donde Alanis tiene un papelito en el que interpreta a Dios cuando en realidad hace de ella misma, con todo lo que eso conlleva... para colgarse de un abeto), y “Let’s do it, let’s fall in love (de “De-Lovely”).

10 comentarios:

monsieur august dijo...

no soporto a esta tía

Charmeur Kiwi dijo...

La verdad es que desde "Jagged little pill" perdí la pista de la cantante canadiense, pero aún así muy buena retrospectiva.

truman von harket dijo...

Excelente post Gaspashá. Creo que tienes mas talento que ella. Aún así tiene algunas canciones excelentes como "Unsent", "Thank U" y sobre todo "Hands clean". Me gustó "Crazy" tambien, pero yo soy un poco raro...
En cambio no soporto "Ironic" creo que es una de las mas autoindulgentes de la historia.
Felicidades.

monsieur august dijo...

Estoy de acuerdo con Truman, ya quisiera Morrissette tener la mitad de talento que nuestra querida Gaspashá. Enhorabuena por tu impecable post.

lady foster dijo...

Gran artículo Gaspashá. La verdad es qua mi también dejó de interesarme desde su segundo disco, pero las canciones de "Jagged little pill" me recuerdan grandes momentos de mi adolescencia...

Gaspashá Gorkovskaya dijo...

Y ya quisiera yo tener la cuarta parte del Gran Talento que tenéis todos vosotros, mil gracias y spasivas.

Angel Sánchez dijo...

Gospasha he leido tu articulo sobre Alanis Morissette y su Flavors y creo que es patetico.
¿Porque sacas defectos físicos y mentales a Alanis? ¿es que no tienes argumentos?
Ademas hay por ahí un grupito de palmeros que te jalean y hacen la ola...eso si estando solemnemente de acuerdo en que tu palabra es sagráda y tu casi Dios.
Mira chica hablas muy parecida a algunos de los criticos musicales más rancios y casposos que conozco, tu desconocimiento de la trayectoria de Alanis es enciclopedico pero nada más, deja mucho que desear en cuanto a pensamiento independiente y dominio del mundillo "Alanis".
La crítica que haces de su musica es penosa, llamas mediocre al "So called chaos" y halagas el "Flavors", cuando precisamente quien tiene un poquito de oido sabe que el Flavors está desconjuntado, hecho de remiendos y podría pasar por un engendro más que por un disco de la Morissette (salvo 2 o 3 canciones). Y no me hables de que ha madurado y todas esas gilipolleces, Guy Sigsworth ha sido el causante de tal aborto.
Por el contrario el "So called chaos es una puta obra maestra de equilibrio, de buena musica, de conjuntación y complementaridad, de técnica, de sentimiento y verás (si entiendes claro que veo que no) que es el disco con mayor número de buenas canciones de Alanis.
Pero no se para que te digo todo ésto a ti te paga el amo y no escucharás nada de lo que te diga alguien que piense por si mismo...

Angel Sánchez dijo...

Hay gente como Gaspashá en éste mundillo de neocriticos virtuales que acompañan un tremendo saber enciclopédico de los artistas con el desconocimiento más supino que el mundo ha visto. En cuanto les sacas de los datos y de su poca objetividad se encuentran perdidos.
Gente como Gospashá prefiere apuntar a los defectos de Alanis (como su nerviosismo, si es que ésto es un defecto...)y llamarla pasmada epiléptica en vez de dar argumentos bien montados sobre su forma de hacer música y letras.
Gospashá no te rías de los epilepticos (mi hermana lo es y no te lo desearía a ti ni en sueños, y eso que no eres santa de mi devoción precisamente).
Decir que el Flavors es la puta crema y el So called chaos algo que no tiene nada de destacable es tanto como decir que las gallinas maman o que el cielo es verde fosforito. Pero claro entiendo que tu sigues la voz del amo y que hacer critica musical contra corriente no te conviene por lo arriesgado que es. Por eso en cuanto al tema Alanis pues opinas como la gran mayoría., sin más.
La verdad es que como humorista no tienes precio, me has hecho reir mucho y bien.
En la próxima te explicaré porque desvarías en tus opiniones o a lo mejor es que te fumas algo, porque una de las dos cosas tiene que ser para decir la suerte de
idioteces que has soltado sobre los discos de Alanis.
Creo que en vez de Gaspashá deberias de llamarte Ghostpashá...

Anónimo dijo...

La verdad es que la crítica es de verguenza. No crea que decir de alguien que parece una epileptica sea ni de respeto ni que tenga algo que ver con la musica.

Alberto dijo...

Gracias Angel Sanchez...tras leer tus comentarios los mios ya sobran...