martes, 12 de febrero de 2008

EMPACHO DE "CARAMEL"

Si algo hay que reconocerle a Caramel es que no engaña en su promoción. El mismo empalago que producen su título y su cartel, está presente en toda la película. La culpa es mía por entrar a verla a pesar de todo.
Escrita, dirigida e interpretada por la debutante realizadora libanesa Nadine Labaki el planteamiento de este filme, a la vez que asusta, se presenta como un posible punto de partida interesante; “cinco mujeres libanesas coinciden habitualmente en un salón de belleza donde hablan y se hacen confidencias”. Lamentablemente de interesante tiene poco. A pesar de narrar problemas presentes tanto en oriente como en occidente (la búsqueda del amor, el miedo a la vejez, la soledad, el machismo, la homoxesualidad…) Caramel se queda en una caricatura que roza lo ridículo en demasiadas ocasiones. Personajes estereotipados, situaciones cargadas de tópicos, metáforas trilladas hasta la saciedad y una realización que recuerda demasiado a anuncios de salvaslips (los últimos planos no están ni a la altura de spot ochentero de crema Ponds para pieles maduras) hace de Caramel una película prescindible. No sería justo no reconocer a este film que la trama principal es interesante, está bien desarrollada en buena parte de las escenas y muy bien interpretada por Nadine Labaki, pero las cuatro tramas secundarias solo consiguen dormir al espectador y prolongar el metraje.
Lo mejor: la interpretación de Nadine Labaki
Lo peor: lo caricaturizados que están los personajes
Calificaión: 4/10

1 comentario:

gaspashá gorkovskaya dijo...

Vi un trailer de la pelìcula cuando fui a ver la maravillosa "Irina Palm" y ya solo eso, y ahora más con tu fantástico post, hizo que me desinteresara totalmente por ver este filme.