sábado, 23 de febrero de 2008

25 AÑOS DE BLADE RUNNER

No pude conseguir el maletín de la edición especial que sacaron hace pocos meses para celebrar el 25 aniversario de esta gran película (que el tiempo ha puesto en el lugar que se merece sin duda alguna entre las grandes...), pero por suerte se ha puesto a la venta una versión más reducida (sin maletín, pero en una caja metálica) con cinco DVDs que la convierten en una compra indispensable para todos los fans de Blade Runner.

Aparte de la versión original estrenada en 1982 (con la voz en off y el happy ending hollywoodiense) y de la versión del director estrenada en 1992 (con un final menos esperanzador), Ridley Scott ha rehecho de nuevo la película en lo que considera la versión definitiva, en la que se ha suprimido completamente la narración para explicar por si sola la trama de la película, cosa que en mi opinión mejora notablemente el conjunto, además de hacer el indispensable lifting visual y de diseño para poder disfrutar en todo su esplendor de cada uno de los fotogramas del metraje (ya de por si insuperables).

Pero lo mejor de esta edición especial es su contenido adicional, dos discos repletos de documentales (más de 20) recorriendo todos los aspectos que hicieron posible el milagro de la película: El origen de la novela ("Sueñan los androides con ovejas eléctricas" del escritor visionario Philip K. Dick), su cambio de título y el enfoque del guión original (para lo que se contó con dos guionistas diferentes), la elección de Ridley Scott para dirigirla, o el casting de actores, donde incluso aparecen pruebas de varias actrices para los papeles de Rachel y de Pris (y descubrimos la acertada elección de Sean Young y Daryl Hannah frente a las demás). Además se muestra el proceso de diseño, mostrando de manera minuciosa cada boceto, dibujo y maqueta a escala (explicando la infinidad de referencias utilizadas en su creación, desde Frank Lloyd Wright a Moebius pasando por la revista ciber-punk Heavymetal o la cultura oriental) de lo que se transformaría en la apocalíptica pero hermosa ciudad de este futuro tan desolador y antiutópico que casi ha llegado a ser nuestro presente, con el cambio climático, la superpoblación, la mezcla de razas, el uso de la tecnología y el desencanto del ser humano. Porque una de las muchas virtudes que tiene esta película, es la de haberse adelantado a nuestro tiempo y mostrarnos un futuro, que 25 años después no solo no esta obsoleto, sino que es casi una realidad muy a nuestro pesar.

Es sorprendente descubrir la conjunción de genios que se encontraron en la realización de esta obra maestra, director, guionistas, actores, fotógrafos, diseñadores o músicos y como sacaron adelante un proyecto tan arriesgado e incomprendido, de manera tan magistral, y observar como se ha convertido en un referente de tantos y tantos artistas y creadores (cineastas o no) a pesar de haber sido tan denostada en sus inicios.

En definitiva, una maravillosa edición para una maravillosa película, en la que la única pega que se le puede poner es no incluir información adicional sobre su maravillosa banda sonora.

5 comentarios:

monsieur august dijo...

Estoy de acuerdo en que es una gran película y aunque muchos la consideran sobrevalorada en mi opinión tiene la fama que se merece. Estoy deseando ver la nueva versión.

G.Gorkovskaya dijo...

Para mí es una de las mejores películas de la historia, se adelantó claramente a su tiempo (ya estamos viendo como el mundo se llena de chinos, la población más numerosa de la tierra). Me encanta esa relación que tiene Ford con las mujeres replicantes como si fuesen muñecas: Sean Young, la muñeca geisha; Daryl Hannah, se mimetiza entre los muñecos del pobre deforme; Joanna Cassidy, se convierte en un maniquí más cuando cae fulminada contra un escaparate. SUBLIME.

crises dijo...

Todos tenemos naves en llamas en nuestra memoria, momentos que nadie creeria y que se perderán con nosotros.Obra maestra

Anónimo dijo...

No entiendo cómo os gusta tanto esta película. Para mi, quitando la estética, es un castañón. Lo peor, la malísima adaptación que hace de la novela en la que se basa, un clásico de la ciencia ficción, a la que es más infiel que el Darek con la Obregón.

el rey pescador dijo...

Ayy esa mania de comparar dos formas de expresión artística tan diferentes como son cine y literatura(yo soy el primero en cometer ese error, como en el caso de "El resplandor")...No me hace falta haber leído la novela en que se basa para saber que Blade Runner es una película prodigiosa.