martes, 4 de noviembre de 2008

SORRY, ALANIS

Este post es una fe de erratas en toda regla: me retracto de la crítica que hice al último disco de Alanis Morissette, “Flavors of entanglement”. No es que lo pusiese a caer de un guindo, pero escucharlo con rapidez y sin prestar mucha atención hizo que no me percatase de que es un álbum que se crece a medida que se va poniendo más. Por otra parte, me influyeron varias cosas que quiero justificar.
Su anterior disco, “So-called chaos” fue un bajón creativo tan brutal que no pude evitar perder el interés por la cantante de origen canadiense. Además, siempre he dicho que a Alanis es mejor escucharla, mucho antes que verla, en la mayoría de sus vídeos y actuaciones. Más que nada, porque navega entre la cara de paisaje ecuestre –es decir, la inexpresividad más absoluta- y ciertos ataques epilépticos con los que se pueden llegar a tener pesadillas. Teniendo en cuenta estos factores, incluso obviándolos, a poca gente no le gusta alguna canción de esta chica.
Casi todos hemos vuelto a caer en el mismo error repetitivo a la hora de afrontar el último trabajo de Morissette: tomar como referencia, hasta el aburrimiento, su disco de debut “Jagged little pill”, que se despachó más de 30 millones de copias por todo el mundo. Desde este punto de vista, el primer trabajo de Alanis fue cara y cruz de la misma moneda: éxito a nivel de crítica y ventas, pero una losa para todo lo que ha hecho después, que no ha estado nada mal.
Hay algo que me llama mucho la atención, y es la obsesión de algunos por el tema comercial como si la vida les fuese en ello. Me imagino a estas personas sentadas todo el día delante del ordenador mirando la posición en la que están sus artistas favoritos en las listas de ventas, si han conseguido disco de oro en Japón, y cabreadas porque el último trabajo de fulanito no ha llegado a oídos ni de su tejido social más cercano (y luego van de indies ¿?). A mí siempre me ha importado más bien poco el mundo mainstream; en el momento en el que mis cantantes y grupos favoritos sacan algo nuevo, lo único que me interesa es si me va a gustar o no. Estos asuntos, evidentemente, también le han salpicado a Alanis (dejando a un lado que esta tipa caiga bien o mal): casi todo el mundo habla siempre de que ha vendido mucho menos desde su multimillonaria presentación. ¿Eso es sinónimo de falta de creatividad? La respuesta es un no descomunal. La cantante ha firmado un disco de notable. No aporta novedades increibles, pero me he reconciliado con ella y la incluiré en nuestras listas con lo mejor del año a finales de diciembre. Y soy tan friki que he rehecho la crítica que hice en su momento sobre “Flavors of entanglement” (debo reconoceros que a veces retoco posts antiguos cuando los vuelvo a releer).
El vídeo del segundo single del quinto trabajo de Morissette, “Not as we”, me ha desarmado (tranquilos, no hay ataques epilépticos y sí alguna escena que recuerda a Tony Soprano en alguna de sus sesiones con la doctora Melfi). Seguro que a algunos les parecerá absurdo, ñoño y simplón, pero que levante la mano el que no haya tenido algún momento bucólico y mustio de este tipo. Por cierto, aunque las imágenes que vais a ver dan buena cuenta del estado anímico de Alanis por su ruptura sentimental con el actor Ryan Reynolds, sé de buena tinta que reflejan la tristeza que le invadió a la canadiense por no haber sido invitada a la fiesta del primer aniversario de Gesloten.




5 comentarios:

MALENA dijo...

Rectificar es de sabios, y tú, Rusa mía.. eres muy sabia. Eso ya lo sabíamos todos.
Qué bien que te hayas reconciliado con nuestra Alanis, que junto con Björk, tanto nos une; y que no es sólo una cantante Canadiense, sino también el medio de transporte que ya hace demasiado que no te trae hacia mi.
Besazos.

monsieur august dijo...

Querida Gaspashá la precipitación a la hora de opinar es un mal de nuestro tiempo del que todos somos víctimas pero al final lo importante es poder disfrutar de la música, del cine y del arte que nos hace sentir. Siempre es un gran placer volver disfrutar de artistas a lo que se respeta y se admira. Me alegro de que Alanis llene tus tardes lluviosas de exquisita melancolía.
BSS

binguero dijo...

Hola, me ha gustado mucho vuestro blog, lo descubrí por casualidad, navegando por la web. Me parece muy variado, completo y con un punto divertido, seguro que me dejaré caer más a menudo por aquí. Además me encanta vuestro icono, el Ampelmann de los semáforos berlineses, ése desde luego ha sido un punto a favor a la hora de agregaros a los links de mi blog. Si queréis echar un vistazo a mi blog, se llama Rainy Day Music, y en él encontraréis música tranquila para días de lluvia; una selección sin prejuicios que abarca desde el jazz hasta el pop, pasando por la bossa nova o el country, animaos y dejaos caer por aquí: http://rainymusic.blogspot.com/

Lo dicho, seguid currando que lo hacéis muy bien. Nos vemos. Un saludo.

gatchan82 dijo...

JLP es un disco incomparable con cualquiera otro que Alanis haga.

este FoE tiene temas aburridos, sí, pero el (cierto) cambio de estilo que supone, así como algunos cortes realmente buenos, hacen que sea otro buen disco de Alanis.

por cierto, en directo gana mucho.

Habibi dijo...

Yo soy fans de Alanis. Fans de los normales, sólo grito en conciertos!

Pero soy fans impertérrito. Tengo todos sus discos, e incluso considoero Feast on Scraps como un álbum más, a pesar de que sea corto y sólo suponga un decimoprimer dedo del pie de Under Rug Swept.

Casi todo lo que ha hecho me gusta. Y digo casi porque los discos anteriores a Jagged Little Pill no me gustan. Sí, sí, porque JLP no fue su álbum debut, sino su álbum debut internacional.

Entiendo la evolución que ha hecho, y por eso FoE me ha encantado. Porque está trabajado como no había trabajado ningún álbum hasta hoy. Porque lo ha producido Sigsworth. Porque las letras me llegan igual que las de JLP, URS, SFIJ, etc.

Tengo muchos amigos que se han quedado en su "debut". Genial, pero luego me vienen y me dicen: ah, Alanis no ha hecho nada bueno desde Ironic.

Yo a todos ellos les digo "Prrr!"

Saludos