jueves, 27 de noviembre de 2008

ADIOS A "SUSIE POP"

“La Susi” hoy conocida como "Susie Pop" o “la verdadera Nancy rubia” era ya una diva de la desaparecida sala Revolver allá por 1993 cuando me afinqué en la capital. Ella y “Luisito” conocido como "Luisito Pop" o "Putirecords" eran auténticos personajes por aquel entonces y hacían que ese Madrid recordarse en algo a lo que suponemos que puedo ser el de “la movida” que no vivimos por ser demasiado jóvenes. Tras una etapa formando parte del grupo de bailarinas que acompañaba a Alaska fundó en 2004 junto a Mario Vaquerizo Las nancys rubias, “ese grupete que”, según los de Muchachada Nui, “os lo hacen todo y aún así es ridículo” pero que tanto nos divierte. No dejaba de sorprender que Susie compaginase los rodajes de glamorosos videoclips en Las Vegas con su trabajo en el guardarropa del Berlín Cabaret, una de las salas más pintorescas de la ciudad. Se deduce que no era amiga de pedir favores.
Aún no nos podemos creer que en la madrugada del pasado domingo decidiese quitarse la vida lanzándose desde el Viaducto y no deja de resultar macabro e irónico que en el tema In & out las Nancys declarasen que estaba “out: tirarse por el viaducto”
La echaremos de menos.
Jesús Galindo “La verdadera Nancy Rubia” nació en Sevilla en 1974 y falleció el domingo 23 de noviembre de 2008 en Madrid.
Aquí os dejamos Di que sí, el primer single del próximo álbum de las Nancys Rubias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Descanse en paz

gaspashá gorkovskaya dijo...

Tres anécdotas con Susie Pop, que un día en los camerinos de Xenon me explicó que siempre le llamaron Jesusi -de Jesús- y al final se quedó en Susie:
- Una noche iba tan engominada que me preguntó si me había echado laca, gomina o petróleo.
- Otra noche en un afterhours con una amiga peluquera -él fue peluquero- diciendo que lo mejor para quitarse el tinte de las manos era mojarlas en lejía.
- Hace unos 5 años fui a Berlín Cabaret con gente de globomedia, llevaba mil años sin verle. Fui a dejar mi cazadora al ropero donde trabajaba, me reconoció, me dio un abrazo y cuando quise pagarle me rechazó el dinero y me plantó como cinco tickets de copas.
Y tienes toda la razón, no era amiga de pedir favores a nadie. Ahora empezarán a surgir todo tipo de especulaciones, pero el suicida es el único que conoce los pormenores de su decisión. Un abrazo.