domingo, 23 de marzo de 2008

RISSOTTO DE TRIGO CON LANGOSTINOS

Para el langostino:

- Pelar los langostinos y darles un corte por la parte gruesa de la carne, que se abran un poquito en forma de libro. (Mejor si son frescos)

- Extraer el cordón negro de los langostinos y reservar en la nevera.





Para el rissotto:

- Reducir la nata hasta que resulte cremosa.
- Cocer el trigo en agua hirviendo y refrescar.
- Rallar queso parmesano (granna padano mejor) o comprarlo en polvo.
- Cortar los ajetes en aros finos (cantidad a gusto del comensal).

Acabado y presentación:

- Poner a cocer la nata con el queso parmesano hasta que espese la mezcla (cabe la posibilidad de añadir un poco de leche si la mezcla queda muy pastosa).
-Saltear por otro lado los ajetes con un poco de aceite. Cuando estén, añadir el trigo cocido hasta que se caliente. Añadir la mezcla de la nata al trigo y remover hasta que esté homogeneo (añadir leche otra vez si queda muy apelmazado, tiene que resultar meloso pero no compacto). Emplatar
- Tostar los langostinos en una sartén con un poco de aceite y colocarlos encima del rissotto, una vez emplatado.

PD: cabe la posobilidad de añadir una lágrima de reducción de módena (a la venta en Eroski) y usar carabineros, gambón de huelva, gambas, etc...


A comer!!

3 comentarios:

el rey pescador dijo...

Sublime alta cocina.

Anónimo dijo...

muy bien, a ver si siguiendo tus consejos no se nos pasa el arroz
je je

lord carnavon dijo...

Jesús, se me hace la boca agua...