miércoles, 26 de marzo de 2008

PASIÓN POR IKER JIMÉNEZ

Tengo que confesar que Cuarto Milenio es un programa que, desde los comienzos, provocó en mí cierta fascinación. A pesar de mi condición de cobarde y de desconocer absolutamente la versión radiofónica Milenio 3, domingo tras domingo acababa embarcado en la nave del misterio con más miedo que escepticismo. Es cierto que no soy fiel al programa (ni a nada en general) pero cada vez que veo Cuarto Milenio por casualidad me reafirmo en considerar a Iker Jiménez un excepcional comunicador. Al margen del contenido, pienso que es de agradecer el mimo con el que se hace el programa. Es cierto que la realización, en ocasiones, llega a provocar risas por exceso, es cierto que parece que los realizadores de Iker utilizan Cuarto Milenio para ensayar posibilidades técnicas y dar el salto al cine; pero, es cierto también, que Cuarto Milenio, resulta un auténtico oasis en los programas de entretenimiento tanto por la factura como por el talante de Iker. Es realmente inusual ver a un creador de formato, director y presentador tan humilde y que respete tanto a sus invitados (alejándose diametralmente de la opción predominante de presentador egocéntrico, gritón y maleducado). Sin perder la sonrisa ni la capacidad de sorpresa y con el más absoluto respeto a sus colaboradores (ya sean cirujanos de prestigio, periodistas de tres al cuarto, personajes del estilo del tal Dorian o su señora esposa, la hilarante Carmen Porter) Iker Jiménez ha conseguido que un programa, supuestamente de superchería, se convierta en un espacio televisivo fascinante y respetable y que coletillas como “Bienvenidos a la nave del misterio”, “inquietante”, “macabro”, “queremos arrojar luz”, “ficción o realidad”, “testimonios del misterio” o “revolviendo entre legajos” formen parte de nuestras vidas. Enhorabuena Iker.

4 comentarios:

lord carnavon dijo...

Me encanta Iker, su churri Carmen con las fotos de los espectadores, el surreal de Dorian con sus muñegotes, el hombre ese disfrazado de decimonónico con la perilla, el pobre que recorre los cementerios de madrugada sin que le pase nada...

Es muy efecticista (un poco el tomate de lo paranormal) pero es tan tranquilo, sin gritos ni nada, que da gusto y parece hasta que se lo toman en serio

el rey pescador dijo...

Excelente post Monsieur. Carmen Porter es, entre delirante y fascinante, el auténtico fenómeno paranormal de Cuarto milenio.

Gaspashá Gorkovskaya dijo...

Siempre será nuestro programa, querido Monsieur, qué recuerdos...

Anónimo dijo...

Susucribo todo lo dicho. Este hombre ha hecho caso omiso de críticas, de cobardes que intentan imitarle a ver si pillan algo de audiencia, de otros mediocres que se han hecho ricos con la telebasura y van de sabios intentando reirse de un programa que, caramba, es el único, EL ÚNICO, en prime time que lleva forenses, psiquiatras, físicos, astronomos, médicos...y donde se habla y discurre sin gritar.
El único donse se experimenta con la dramtización cinematográfica y a la ves se habla de historia y misterio...

Cualquier otro hubiese sucumbido a ciertas críticas y burlas. Pero claro, vas a la feria del libro y el iker y su mujer con la cola más larga de la feria. y todos muertos de envidia, los sabios y burlones a los que antes me refería. Vas a ver Milenio3 cuando van a una ciudad y hay 5000 personas. Y eso no lo tendrán ninguno de los mediocres que tanto le han atacado.
La humildad, el creer en tu trabajo, las dotes de COMUNICACION- ahí no caben dudas- le llevan a uno al verdadero éxito. A hacer lo que uno quiere. En un campo dificilísimo. A convertirse en un icono de la tv de siglo XXi. Tres años de programa , y sin sacar sexo, corazón ni ni gritos.

Enhorabuena iker.