lunes, 31 de marzo de 2008

“CIRCUITOS DE LUJO”, VIDA INTELIGENTE EN EL POP ESPAÑOL

El pop en español me parece un desierto de talento y un torrente de mal gusto, proclive a provocar la más absoluta pereza cuando no suicidios colectivos, y en este último caso hablo de las fechas en que grupos como Los planetas o solistas como Deluxe o Iván Ferreiro publican trabajo. Así, hablando en general, por supuesto y sin ánimo de ofender a nadie.

Es por eso sorprendente que en el panorama musical cantado en castellano exista un grupo como Pastora. El trío catalán se ha convertido en un oasis en ese desierto, y cada uno de sus álbumes es una muestra de sencillez, de canciones con gancho y melodías bonitas.

Pastora publicaron su debut homónimo en el 2003, que contaba con seis o siete canciones dignas de mención y que gracias a “Lola” obtuvieron gran notoriedad. En 2005 llegó el irregular “La vida moderna”, en mi opinión el más flojo de sus discos, pero que seguía alzándose cómodamente por encima de la media y acaban de publicar hace unas pocas semanas “Circuitos de lujo”, sin duda su mejor trabajo hasta la fecha.

“Circuitos de lujo” es un disco fantasma en cierto modo. En principio debía publicarse a mediados del pasado año, es más, publicaron “Cuanta vida” como primer single, pero después, por motivos que desconozco, y que investigando por ahí no parecen claros, su publicación se ha retrasado más de medio año. Lo cierto es que habrá merecido la pena a sus fans. “Circuitos de lujo” tiene algunas de las canciones más emotivas y adictivas que he escuchado últimamente, no ya en castellano, si no en general. Producido con buen gusto, un excelente olfato para el pop por Brian Sperber (Moby, Wannadies, Patty Smith) el sonido de este tercer trabajo suena enérgico y “mas orgánico” ,según propias palabras de la banda, que sus anteriores discos mas cercanos a la electrónica. La cálida voz de Dolo es sencillamente espectacular y conmovedora en temas como “Cósmica”, “Grandes despedidas” o “Paseo encendido” por poner tres ejemplos.

Sin caer en la ñoñería e insustancialidad de Facto Delafé…- por poner un ejemplo de grupo que da el pego al principio, pero que tras escucharles en un par de ocasiones te parece estar escuchando un anuncio de compresas alargado, esto es: “A qué huelen las cosas que no huelen?”- las letras de Pastora bordean también ese peligroso terreno de la insustancialidad de lo cotidiano, de la vanagloria de lo coloquial, que parece un marca de fábrica del pop que llega desde Barcelona, pero en su caso no se les ven las costuras, y no resultan forzados ni falsos si no que resultan embriagadoras sin olvidarse de cierta crítica (“Cósmica”) ni de una fuerte carga de melancolía, si no de tristeza.

CALIFICACIÓN; 7,8/10
LO MEJOR; Su capacidad para escribir y grabar melodías arrolladoras.
LO PEOR; “Y ponerme contenta comiendo pipas por el extrarradio”. Esto no, chicos.
IMPRESCINDIBLES;Grandes despedidas” que es la canción del año, “Cuerpo transparente”, “Bolero falaz”, “Paseo encendido”, "Cósmica"

4 comentarios:

monsieur august dijo...

Bien por Pastora que nos han venido regalando alqún que otro tema interesante desde hace años a pesar de los clips de ultramodernos sin pretensiones a los que nos tienen acostumbrados (firmados la mayoría por la productora Struendo). En cuanto a Facto a mí me parece que por lo menos son originales y frescos, y mi querido Ivá Ferreiro es, en mi opinión un gran músico, con grandísimos discos tanto en solitario como con su grupo Los piratas y qué decir de Los Planetas, una banda que ha marcado una década...se merecen mi respeto y mi admiración

Anónimo dijo...

Querido Truman es una auténtico deleite leerte. ¿Qué es Gesloten? me preguntas clavando tu pupila azul en mi pupila. Gesloten, admirado Truman, eres tú

Anónimo dijo...

para los que hayan visto el clip de grandes despedidas os dejo este link que no entiendo muy bien a ver si alguien me lo explica
http://es.youtube.com/watch?v=OUDL03sj6vk

truman von harket dijo...

Mis pequeñas críticas tambien son siempre desde el respeto y la admiración, que es uno de los leit motiv de Gesloten, querido Monsieur. Coincido con la cuestión de los clips de Pastora, no hay quién los entienda, ni creo que los modernos de Struendo lo pretendan, pero es que ni siquiera son bonitos per se.
Gracias a Anónimo 1 y 2, Gesloten somos todos, especialmente vosotros.