miércoles, 26 de marzo de 2008

I CAN TEACH YOU HOW TO DO IT

Para empezar, aclararé que no soy espectador de Fama, el programita de Cuatro que levanta pasiones, pero últimamente oigo a tanta gente decir que está enganchada que no tengo más remedio que opinar con lo poco que he visto entre zapping, resúmenes y demás historias.

Cuando Cuatro comenzó a emitir, nos lo vendieron como una nueva forma de hacer tele, orientada a un público jóven, urbano (como si lo típico rural fuera ver a Paco Martínez Soria) con presencia de series americanas y en definitiva, lejos del rollito casposo de Tele5, pero al final el audímetro manda y con formatos como Supermodelo Cuatro se pasó al lado oscuro.


El caso es que, en su época, Tele 5 hizo mucho daño a nuestra salud estética con unos estilistas a caballo entre el chulo - playa más hortera, Beckham y el Bisbi más desenfrenado (claro que si retrocedemos más aparecen las mamachicho...) que logró que aprendiéramos palabras como stropizziato (esas camisas arrugadas) y que los estantes de las zapaterías se llenaran de zapatos de "chupamelapunta" que aún perduran en el armario de muchos macarrillas con mechas.


Pues bien, ahora Cuatro es el abanderado de la modernidad. Cierto es que Fama destaca más por la falta de vestuario que por los trapos en sí y de hecho me temo que parte del éxito del programa se debe a una desenfrenada exhibición de carne fustigada por los comentarios de los profesores. Antes nos reíamos del friki de turno (Pozí), pero ahora mola más partirse la caja de la/el guay de la clase que se presta a semejantes historias, una evolución del tema clásico que ya tocó hace poco nuestro Monsieur August, aquí nos gustan los perdedores y, claro, lo de Pozí ya era muy evidente, mola más descubrir que la guapita/o por quien todos suspiran es un cacho de carne que encima sufre con los comentarios despectivos. Este gran descubrimiento se lo debemos sin duda al señor Risto Mejide.


Pero volviendo al tema, Fama es una charcutería de nenas en short cachetero y tíos cada vez más fresquitos, lo cual es un recurso muy viejo que ya usaba Hollywood, pero que aquí clama ya al cielo. A esto hay que sumarle unos estilismos salidos de una mente absolutamente perbershka que incluyen tendencias Tecktonik como ir por ahí con los calcetines por encima de los pantalones superando en peligrosidad a los ya comentados estilismos Tele5 y sus mechitas. Estoy seguro de que esto forma parte de una conspiración auspiciada por Inditex.


En fin, y por si esto era poco, por mucho que dijeran que tras las críticas a la última edición y la bajada de audiencias no volvía, regresa Supermodelo, pero este año con una novedad: también concursarán chicos, cosa que ya había oído yo como petición popular en algún blog para literalmente partirse viendo histéricas a los competidores masculinos ante comentarios tan grandes como: "¿no has pensado dedicarte a otra cosa como por ejemplo medicina?" Claro, claro, todos sabemos que medicina es la última salida para una modelo frustrada, aunque tal y como está el percal quizás sea cierto y todo...
Bueno, pues si os sentís lejos de todo ese estilismo Cuatro, tenéis un compromiso y no sabéis que poneros, os gusta la fotografía o simplemente sois curiosos y queréis cotillear lo que se cuece en los garitos de media España y lo que lleva la new generation para ocultar vuestro rollo viejuno, os dejo una web que no tiene desperdicio: I Can Teach You How To Do It la página de un dj y fotógrafo que es todo un testimonio antropológico.

5 comentarios:

el rey pescador dijo...

Supermodelo con tios? Esto va a ser el no-va-mas!!

monsieur august dijo...

Yo creo que deberíamos exigir a Cuatro que deje de venderse como espejo de modernidad si al fin y al cabo hace programas en los que presenta la casposa Paula Vázquez, imagen de Antena 3 de toda la vida. Hubiera sido mejor que siguieran apostando por crear sus propios "pantalleros" como hicieron con Nico Abad o Raquel Sánchez Silva. En cualquier caso pese a los fraudes que vienen cometiendo tengo que reconocer que cuatro sigue siendo un canal que sobresale de las demás privadas.

Anónimo dijo...

Empiezas a hablar de FAMA y acabas hablando de la tele en B/N casi...
A ver,FAMA es un programa de baile fundamentalmente,adornado de una presentadora patetica(stoy deacuerdo contigo aunque te recuerdo que estuvo en T5 anteriormente)y una realizacion penosa pero gracias a esos muchachos que con ilusion y lucha mantienen a 1/2 España pegada al TV

el rey pescador dijo...

La verdad es que me estoy aficionando a Fama gracias a ese tontuelo que es Jandro.

Jandro es mio!!

Gaspashá Gorkovskaya dijo...

Gran post Lord Carnavon. Para mí, Fama es otro truño más, y me da igual que se esfuercen lo que sea esos bailarines, ¿acaso no se pueden esforzar igual en una academia de baile anónima? El rollo de la cámara y la "fama" es un engaño en el que la gente cae como moscas. El verdadero actor, el bailarin, el cantante... no necesita "fama" para hacer su trabajo. Conozco muchos actores y cantantes que se ganan la vida con su trabajo y no son conocidos.
Y por otra parte, Cuatro nos ha engañado ya demasiado. No sabéis el tiempo que se gana cuando dejas de ver la TV.