sábado, 22 de diciembre de 2007

LA MEJOR MÚSICA DE 2007, SEGÚN TRUMAN

Despues de repasar lo mas lamentable musicalmente de 2007, ahi va mi repaso a los 10 mejores trabajos de 2007. Repito que no escucho todo lo que cae en mis bonitas manos...

MEJOR DISCO DE 2007

“Wincing the night away” de The shins; He escuchado el tercer álbum de The Shins hasta el aburrimiento. Y aún hoy cuando lo hago, lejos de aburrirme, me sigue fascinando. The Shins publicaron “Wincing the night away” a principio de año. Es su disco más pop lejos de los sonidos más rupestres de su dos primeros y simplemente correctos trabajos (“Oh inverted world” y “Chutes too narrow”). Pero no es un pop de manual, no es pop clásico. Tiene un aire experimental y ensoñador que lo hace un álbum fascinante y misterioso en muchos momentos. “Wincing” es un trabajo hipnótico, y hermosísimo desde su primer tema, esa “Sleeping lessons” que comienza en su susurro y finaliza en un emocionante y apasionado crescendo. Trabajo pausado la mayoría de las veces, apuesta por medios tiempos sugerentes, un poco enrevesados pero sin perder nunca de vista que la melodía es lo más importante en un disco pop, como demuestran “Sealegs” o “Red Rabbits”. Cuando aceleran un poco-pero no mucho- el ritmo, emocionan sin contemplaciones, y ahí es cuando el disco pasa del notable al sobresaliente. “Australia” y “Turn on me” te atrapan desde la primera escucha y ya no te las podrás quitar de la cabeza nunca más. Y luego está “Phantom Limb”, posiblemente la canción de karaoke o para cantar borracho, más bella nunca grabada. Wincing puede parecer en apariencia un trabajo simplemente intimista. Pero guarda el secreto del misterio y de una extraña y atípica belleza, posee complejidad, aristas entre las que se cuelan, tus sentimientos, deseos, tus pasiones y tus sueños más profundos, exponiéndolos frente a ti.
IMPRESCINDIBLES; “Turn on me”, “Phantom limb” y “Australia

2-“Victorious” de The Perishers; del maravilloso tercer trabajo de los suecos “The perishers” hemos hablado en varias ocasiones, y varios de sus temas han estado en nuestras listas del mes. A estas alturas ha quedado de manifiesto que el intimismo de “Victorious” me ha cautivado desde el verano, cuando lo iba descubriendo entre montañas, glaciales y fiordos. Francamente, cuando comienzas a escuchar un álbum en este marco es muy fácil que finalmente al regresar a tu precioso barrio, no te guste igual. Pero aquí no hay truco posible, solo grandes canciones que permanecerán. Lo escuches donde lo escuches. Lo escuches cuando lo escuches. Por que la delicada belleza de “Victorious” es atemporal y te permite observar lo que te rodea con otros ojos.
IMPRESCINDIBLES;Come out of the shade”, “Never bloom again” y “Carefree”

3-“Beauty and crime” de Suzanne Vega; Tras varios años de espera Suzanne Vega publicó en 2007 su séptimo álbum de estudio. Artista que nos hace sufrir a los fans, por culpa de lo mucho que se hace esperar cada uno de sus nuevos trabajos, sin embargo y a pesar de su portada fuera de lugar, entre anacrónica y estrafalaria, y ligeramente horterilla, pocas veces la espera mereció tanto la pena. Sin grandes alardes, con su maravillosa y calida voz y con lo instrumentos tradicionales de una banda de rock (aunque hay sutiles guiños a la electrónica como la brillante “Bound”), Suzanne vuelve a pisar el terreno donde mejor se desenvuelve. Intimismo urbano de cafés a media luz, de mañanas frías de invierno, cuando los primeros rayos de sol comienzan a caer mientras paseas por los rincones preferidos de tu ciudad. Suzanne Vega deja atrás su más rupestre pero estimable “Songs in red and grey” y vuelve a su ciudad, que puede ser la nuestra y la de cualquiera que la quiera escuchar. Regresa a las atmósferas de uno de mi discos favoritos de siempre, el precioso y perfecto “Solitude standing”. Delicado (”Edith Warthon’ figurines”, “As you are now”), vibrante (“Bound”, “Ludlow street”) evocador (“Phornographer’s dream”, “New York is a woman”), “Beauty and crime” me recuerda por qué a Suzanne siempre hay que esperarla.
IMPRESCINDIBLES; “Ludlow street”, “Angel’s doorway” y “Edith Warthon’s Figurines”

4-“The Mary Onettes”; otra banda sueca entre lo mejor de 2007. Y otra banda de la que se ha hablado bastante en Gesloten, basicamente por mi culpa. Me resulta difícil añadir algo más, ya que sería tan poco original y desde luego menos brillante que su música, así que para no repetirme os remito a lo ya comentado.
IMPRESCINDIBLES;Lost”, “The laughter”, “Henry” y “Pleasure Songs

5-“The last holy writer” de Trembling Blue Stars; desde finales de los 90, cuando descubrí a este grupo y su magnifico “Lips that taste of tears” (sobran las palabras después de este título), les había perdido un poco la pista. Sus siguientes trabajos, aún siendo correctos, eran un poco un quiero y no puedo. Pero este año con la publicación de “The last holy writer”, sorpresa, han vuelto a dar en la diana. Retoman la intensidad emocional y el preciosismo sin más coartada que la búsqueda de la belleza por la belleza, a través de unos arreglos bellísimos y delicados, unos coros en los estribillos muy chulos, magnéticos (ver “Idyllwild”), y de una sensibilidad, sí, tal vez un poco de manual, -no es este un grupo para cínicos- pero honesta y muy efectiva. Aquí tenemos algunas de las más bonitas canciones del año. Ni más ni menos. Y sospecho que este es el tipo de música que los desorientados Belle and Sebastian querrían grabar, pero que sencillamente desde “The boy with the arab strap” no pueden. Un disco donde apenas sobra nada, y donde el conjunto está por encima de cada una de las partes que lo conforman.
IMPRESCINDIBLES; “Idyllwild”, “November starlings” y “A statue to Wilde”

6- “Overpowered” de Roisin Murphy. Excelente…hummm, no, realmente espectacular álbum de baile de la ya imprescindible en todas las fiestas Roisin. Ya hablamos de ella en el momento de la publicación de "Overpowered", y también estuvo en alguna de nuestras listas de canciones. Así qué solo queda remarcar, muchas escuchas más tarde, que este es un gran disco, y no solo fuegos artificiales como pude pensar al principio. Contra todo pronóstico no estamos ante un álbum solo apto para peluqueros y diseñadores de interiores…Ya está bien de creer que un disco de baile tiene que ser retro, hortera hasta el límite de lo soportable y provocar vergüenza ajena. Basta de Kylies, Scissor Sisters, Fiebres del sabado noche y Gloria Gaynors. Arriba Roisin Murphy.
IMPRESCINDIBLES; “Overpowered”, “You know me better” y “Let me know

7- “Gang of losers” de The dears. El tercer trabajo de los canadienses más depresivos, que no deprimentes, del momento está lleno de pop-rock que no conquista a la primera escucha. Pero cuando acaba quieres más y más. Album grower en toda regla, vigoroso y arrebatador en muchos momentos (“Bandwagooners” donde Murray Lightburn canta como si le fuera la vida en ello), equívocamente alegre otras (“Whites only party”), tiene una colección de canciones intensas, y con un belleza que estalla como una bomba de relojería en los momento más sorprendentes e inesperados (“Hate then love”). Solo pierde puntos por sus últimas y monótonas tres canciones y por culpa del tono de voz del cantante, que aunque lo hace con mucha más clase y pasión, no deja de recordar a la de Damon Albarn. Nunca pensé que un disco áspero como este pudiera gustarme tanto.
IMPRESCINDIBLES; “Bandwagooners”, “Hate then love” y “You and I are a gang of losers

8- “Back to black” de Amy Winehouse. ¿Hay alguien dispuesto a discutir que es la gran estrella del año que acaba? Guste más o menos no creo que nadie lo ponga en duda. Se ha hablado de ella hasta la saciedad, de su turbulenta vida personal (sobre la que ironiza en parte en “Rehab”) y de ese gran disco que es “Back to black”, un crossover en toda regla que se ha metido en las listas de los más vendidos de todo el mundo, incluida la española (!!!), con sus intensas (“Back to black”) y sentidas canciones soul con reminiscencias de otra época. Tiene el mundo a sus pies, pero ya veremos si no es el mundo el que la arrolla a ella…
IMPRESCINDIBLES; “Back to black”, “Love is a losing game” y “You know I`m no good

9- “A weekend in the city” de Bloc Party. El segundo trabajo de los británicos tras el alabado “Silent alarm” cayó como un jarro de agua fría entre muchos de sus seguidores. Temas menos potentes, más medios tiempos en crescendos dramáticos, unas letras con mayor compromiso social y menos protagonismo de las guitarras en favor de los teclados, hizo a muchos poner el grito en el cielo. Pero ellos a lo suyo, Keke es por derecho propio toda una estrella y este segundo trabajo, siendo irregular y plomizo a veces (“Srxt”, “On”), y careciendo de la inmediatez de su debút, es brillante casi siempre (“Hunting for witches”), con un sentido arrollador de la melancolía (“I Still remember”, “Kreuzberg”) y lleno de sensibilidad (“Sunday”). Con “A Weekend in the city” Bloc party dejan de ser esos chicos tan guays y se convierten en una gran banda.
IMPRESCINDIBLES;Sunday”, “I still remember” y “Hunting for witches

10- “Untrue” de Burial. En “Untrue”, segundo trabajo del londinense Burial, nos lleva de viaje a un lugar oscuro, tenebroso por momentos, con atmósferas sugerentes, y tan densas, que casi las puedes palpar. Álbum lleno de ecos, misterios, y ciudades donde la lluvia cae durante noches enteras, la electrónica de Burial escapa de las obviedades y los dub típicos del genero, para, gracias a unas bases ralentizadas, y a unos fascinantes juegos de voces que se contraponen, y se superponen creando sonidos extraños, arrastrarnos a esos lugares de la mente de los que intentamos huir, que intentamos ignorar. Aquellos donde anidan nuestros miedos más profundos, y nuestras neuras más retorcidas. Este es un disco malsano, pero de una belleza incontestable, un trabajo que se disfruta con un nudo en la garganta, un golpe seco al estomago del easy listening, al pop empalagoso, al rock "autentico" y a la mediocridad que nos rodea todos los días.
IMPRESCINDIBLES;Archangel”, “Shell of light”y “Homeless”

5 comentarios:

lady foster dijo...

Excelente artículo querido Truman, tienes un gusto exquisito, aunque por supuesto hay cosas en las qu no estoy de acuerdo (el disco de Trembling blue stars es bonito pero mucho más lineal que sus discos anteriores, y el de Bloc Party está a años luz de su debút)en general coincido bastante contigo.
En breve publicaremos resumen del año de todos (o casi) los miembros de Gesloten

truman von harket dijo...

Gracias Lady. Espero ansioso ese post con las opiniones de (casi) toda la crew de nuestro sublime blog.

gaspashá gorkovskaya dijo...

Querido Truman, fantástico repaso a lo mejor de 2007 (tras tu impagable post sobre lo peor del año). Creo que he escuchado la cuarta parte de lo que han llegado a tus oídos, así que me has instruido mejor que nadie. Espero que, la próxima vez que venga Suzanne Vega, estemos ahí en primera fila para verla (todavía no he escuchado el nuevo disco, pero bueno) Un abrazo

Álvaro dijo...

Me alegra ver en esta lista a la Winehouse! Qué gran disco! Una pena que no vayamos a poder disfrutar de una nueva entrega (esta chica esta en un pozo sin fondo y los bomberos no creo que queiran ir a buscarla...). Sin embargo, creo que lo mejor de la lista es la ausencia de Radiohead...

truman von harket dijo...

Gracias Álvaro. Esperemos que Amy pueda entregarnos nuevos trabajos a la altura de "Back to black", pero yo tambien lo pongo en duda. Radiohead dejaron de gustarme a partir de "The bends", por eso no están en la lista.