martes, 17 de febrero de 2009

ZUCO 103: AFTER THE CARNAVAL

Entre el verano y el otoño del año pasado, Zuco 103 sacó al mercado su cuarto álbum de estudio, “After the carnaval”, un trabajo que se me pasó por alto totalmente. Conocí a esta banda formada por el neerlandés Stefan Kruger, el alemán Stefan Schmid y la brasileña Lilian Vieira durante una breve estancia en Amsterdam. Me gustó tanto el concierto al que asistí, que posteriormente me compré casi todos sus discos. Su base central de fans tiene su origen en Holanda, donde formaron el grupo en 1999, convirtiéndose en agitadores muy populares de la escena musical del país. Ellos mismos llaman a su sonido “Brazilelectro”, que no es otra cosa que una mezcla muy vital y fresca de electrónica, jazz y sonidos brasileños. No tengo una afición desmesurada por estos estilos, salvo en contadas ocasiones como en este caso. El buen hacer de Kruger y Schmid y el carisma y fantástica voz de Vieira, fueron suficientes para terminar de convencerme.

A lo largo de la década, Zuco 103 fue abriéndose a otros mercados y han hecho giras por todo el mundo, desde Seattle hasta Tokio, pasando por Moscú entre otros muchos lugares. Su sonido, sin aportar nada que nos sorprenda de forma descomunal, junto a los ingredientes anteriormente mencionados, les confiere una personalidad muy interesante. Con “After the carnaval” vienen a confirmar que su trabajo está concebido para la fiesta, sea del concepto que sea. A lo largo de sus composiciones, donde Lilian juega un importante papel defendiendo el ritmo y el idioma de su país natal, son capaces de pasar de lo afrocubano al chill-out, por poner un ejemplo, como el que sortea un charco con toda la naturalidad del mundo. Este disco es un poco más de lo mismo que entregas anteriores. No esperéis un cambio desde “Outro lado” (1999), su primer trabajo. Pero es curioso, hay artistas y grupos que sin renovarse demasiado, continúan teniendo muchas cosas que decir. El álbum comienza con la enérgica “Nunca mais”, y prosigue su fiesta insertando la melancolía (“The same way”), la sensibilidad con puntito nocturno (“Madrugada”) la nostalgia (“Espero”), compases hipnóticos (“She”) y la dulzura plasmada en su bonito final, “Volta”.

PUNTUACIÓN: 7,5/10
LO MEJOR
: consiguen que el ritmo brasileño de muchos temas gusten aunque no se siga ese tipo de música.
LO PEOR: si alguien espera alguna evolución o cambio de registro, éste no es el caso.
DESTACABLES: “Nunca mais”, “Beija a Mim”, “She”, “The same way”, “Madrugada”, “Espero”, “Volta”.

5 comentarios:

gatchan82 dijo...

tiene buena pinta. eso de "brazilelectro" suena bien
me lo guardo.

lord carnavon dijo...

El Brazilelectro es todo un género:

Kaleidoskopio, A Bossa Eletrica, Fernanda Porto, Bebel Gilberto... no sé como se me habían pasado por alto. Investigaremos.

lord carnavon dijo...

Se me olvidaba, hay varios recopilatorios centrados en esos sonidos escogidos con mayor o menor acierto: por ejemplo Brazilectro y Break'n Bossa, con varios volúmenes cada uno.

Anónimo dijo...

Tuve la oportunidad de verles hace un par de añitos en Valencia (Fira de Juliol) y me encantaron. Hacía tiempo que les había perdido la pista.
Gracias por recordármelo.
Un besito
Male

Sakena dijo...

gracias por tu mail y el post.

sí que me gustan y es cierto que Outro lado fue la banda sonora de muchos grandes momentos...

Da igual que un grupo como ellos no evolucione tanto, con tal de que sigan haciendo cosas buenas,

um beijo