domingo, 6 de abril de 2008

MGMT, LA BENDITA ARROGANCIA DE LA JUVENTUD


MGMT o lo que es lo mismo Andrew Van Wyngarden y Ben Goldwasser, tienen tanta presencia que podrían cantar cualquier basura y triunfarían igual. Sorprendentemente estos chicos de Brooklin de apenas veinte años han editado un disco con algunas de las canciones más redondas de lo que va de año (y llevamos un buen año, por cierto).
Oracular Spectacular, primer trabajo de la banda producido por David Fridmann de Flaming lips, está cargado de temas que uno no se puede quitar de la cabeza, en los que consiguen un sonido personal que podría considerarse sello de MGMT, pero este disco también incluye otras canciones que, a pesar de sonar espectaculares, recuerdan demasiado a otros grupos. Parece que el bellísimo Andrew no se decide entre cantar con su propio tono o impostar la voz, de modo que Oracular Spectacular parece un disco recopilatorio de varias bandas, cada tema suena a un grupo diferente (todos ellos enormes, eso sí) dando la impresión de grupo a medio hacer.

El álbum abre con la impagable Time to pretend (arropada además por un magnífico videoclip). Sin duda el tema que les define tanto por su contenido como por su música. Una canción redonda, madura y con fuerza, de esas que no te cansas de oír. Le sigue Weekend wars, un tema que parece sacado directamente del Beggars Banquet de Rolling Stones. The youth es otra gran canción, a ella le sigue Electric Feel, en ella Van Wyngarden opta por cantar en falsete, a pesar de ser grandiosa desconcierta que no sabemos si estamos escuchando a Mika, a Scissor Sisters o incluso a Justin Timberlake en un tema no producido por Timbaland. Tras ella llega Kids, otro tema redondo con factura 100% MGMT. Pero con 4th Dimensional transition vuelven otra vez a sonar a unos Rolling trasnochados y fuera de contexto. Al igual que en Pieces of what, paradójicamente canción favorita de muchos de los admiradores de MGMT. Le sigue la envolvente psicodelia de Of moons, birds and monsters. Cierran el disco The handshake y Future reflections, dos temas tan distintos entre sí como todo el disco en cuestión.
Quizá este exceso de ideas es lo que ha llevado a Andrew a formar un proyecto paralelo a MGMT junto a Kevin Barnes de Of Montreal, llamado Blikk Fang que cuenta ya con dos temas. En cualquier caso Oracular Spectacular es un gran disco que bien merece ser escuchado.
Podéis visitar el MySpace de MGMT aquí.

5 comentarios:

lady foster dijo...

Desde luego Time to pretend y kids son dos temazos, pero por lo poco que he escuchado el disco, el resto de canciones parecen mucho más flojas, una pena porque prometían mucho más

monsieur august dijo...

querida Lady te invito a que le dediques más tiempo a ORACULAR spectacular porque es un discazo, cuanto más lo escucho más me gusta

Gaspashá Gorkovskaya dijo...

De momento, solamente he escuchado "Time to pretend" y me ha gustado. Tanto el vídeo como la canción me recuerdan un poco al "showing the seeds of love" de Tears for Fears. Pero a día de hoy, ya no hay nada totalmente original.

truman von harket dijo...

Imposible escapar a "Time to pretend", allá donde vas, te la encuentras. La canción del año hasta hoy.

Anónimo dijo...

MGMT es el mejor grupo..
no te cansas de escuchar sus canciones geniales y su cd es Spectacular !
saludos !