martes, 2 de diciembre de 2008

FOALS @ SALA MYNT

Foals en Madrid

Armados de valor y abrigos, con la duda de quedarnos en casa con la manta viendo una etapa más de Pekin Express, nos fuimos a la sala Mynt para asistir el concierto que Foals daban en Madrid.

La sensación que nos dejó el concierto fue que los chicos de Oxford hicieron una buenísima puesta en escena de su álbum de debut, pero que los chicos de Sinnamon no no dejaron disfrutarlo. Primero por la elección de la sala, un bar de copas al que le han plantado un escenario al fondo (Jeneisaispop dixit), segundo por la cantidad de entradas vendidas que hicieron que moverse apenas unos centímetros fuera una verdadera odisea. Una lástima que tal y como andan los ánimos con todo el lío de la licencias en Madrid, sean los propios organizadores los que se pasen el aforo por el forro y no te dejen disfrutar por el agobio que allí había.

En lo estrictamente musical, la banda de Oxford, que acababa con su gira europea en nuestra ciudad, demostraron que es uno de los grupos del año y que no son un grupo de estudio sino de directo. Dotando a las canciones de su álbum Antidotes de una fuerza aún mayor de la que tienen en el disco.

En apenas tres cuartos de hora, en los que a Yannis Philippakis le dió tiempo a tocar entre el público y encima de la barra del bar, tocaron casi todas las canciones del disco, excepcionales Cassius(la más aplaudida), Olympic Airways y Two Steps, Twice con la que terminaron.

En definitiva mucha intensidad en las canciones y un grupo entregado a su show que hicieron que un público encajonado en una sala abarrotada bailará sin parar.

2 comentarios:

el rey pescador dijo...

Pekin express se ha convertido en un coñazo desde que no participan las gemelas, seguro que el concierto estuvo mejor que otra interminable etapa de autostop.

gaspashá gorkovskaya dijo...

Esa costumbre de no respetar el aforo, unida a la falta de buenas salas para conciertos en Madrid, quitan las ganas de ir a cualquier evento. Y por supuesto, de quedarse en casa, mejor un buen libro -o ver una película en dvd, entre otras muchas cosas- que tragarse la basura vomitada por las cadenas de televisión. Un factor a tener en cuenta para no ser pasto del alzheimer en el futuro.