viernes, 4 de enero de 2008

DESEO, PELIGRO: OTRA JOYA CINEMATOGRÁFICA DE ANG LEE

Ang Lee es uno de los pocos directores que no decepcionan nunca. De todas sus películas, caracterizadas por una versatilidad apabullante, unas pueden gustar más y otras menos (está claro que la peor es la inexplicable “Hulk”, más que nada porque uno nunca hubiese pensado que el cineasta taiwanés se haya embarcado en algo así, pero incluso esta superproducción es mínimamente soportable; aquí en Gesloten nos gustan mucho los superhéroes). Pero nunca defrauda y es un buen motivo para que merezca la pena ir al cine, aun a riesgo de topar con la que te cuenta la película desde el asiento de atrás, o con el grupito que siempre llega tarde con las palomitas y te fastidia el principio del filme por tapar la pantalla con sus grandes cabezas.
Con “Deseo, Peligro”, basándose en una novela de la escritora Zhang Ailing, Ang Lee toma como escenario la ciudad de Shangai de principios de los años 40, en un tiempo en el que los japoneses habían ocupado China. Contra los invasores, numerosos grupos se movilizan en la clandestinidad, entre ellos una actriz amateur interpretada por la fantástica debutante Tang Wei que se pone como objetivo seducir a un jefe de policía bastante puñetero para después matarlo. Finalmente, el deseo naciente se mezcla con el peligro que conlleva relacionarse con él.
Como en todos los filmes de Lee, vuelve a estar presente una represión emocional brutal. Y para muestra, no hay más que echar la vista atrás a las grandes historias que lo han encumbrado como director: “El banquete de bodas”, “Sentido y sensibilidad”, “La tormenta de hielo”, “Brokeback mountain” 9/10

3 comentarios:

lady foster dijo...

Todavía no la he visto, pero tengo unas ganas!! Todo lo que hace Ang Lee es una maravilla (menos Hulk y Sentido y sensibilidad, vaya cursilería)

gaspashá gorkovskaya dijo...

Te va a encantar. Aunque aviso que dura 2 horas y 40 minutos, y si lo ves en versión original, puede haber momentos que te pierdas con los subtítulos (a veces, salvo que sea en inglés, o ruso en mi caso, jeje, las películas en otro idioma como en el caso de Deseo, peligro, que son chinos, prefiero verlas dobladas en un primer visionado)

monsieur august dijo...

Estoy deseando verla. Como ya hemos hablado Gaspshsá y yo a veces es más fácil identificarse con las emociones contenidas de los personajes taiwaneses que con argumentos de lugares más cercanos.