lunes, 13 de octubre de 2008

PRETENDERS: BREAK UP THE CONCRETE

Poco le ha influido a la norteamericana Chrissie Hynde el haber vivido en Londres durante décadas a nivel musical. Estuvo inmersa en el mundo punk de la new wave inglesa –convirtiéndose en referencia de muchas artistas que vinieron después- y sus dos primeros discos con su grupo, Pretenders, dieron buena cuenta de ello. Pero los dos guitarristas que la acompañaban al principio, Pete Farndon y James Honeyman-Scott murieron demasiado jóvenes, arrastrados por la omnipresente maldición del rock and roll materializada en el excesivo consumo de drogas. A partir de ahí, y siendo el único miembro constante de la banda (porque Martin Chambers, el batería, abandonó la formación para luego regresar en los 90), el sonido country ha aparecido en algunos temas del grupo en discos como “Learning to crawl” (“Thumbelina”, “Watching the clothes”), “Packed!” (“Downtown (Akron)”) o “Last of the independents” (“Tequila”, “Rebel rock me”).

Tras seis años sin grabar nada desde su algo irregular aunque apreciable "Loose screw" (2002), Pretenders regresan al panorama discográfico con “Break up the concrete”. Paralelamente, Chrissie Hynde ha pasado más tiempo en su ciudad natal (Akron, Ohio), y a esas canciones rockabilly que ha escrito dispersas en muchos de sus trabajos les han salido “hermanas” en el siglo XXI. Cuando un álbum se graba en dos semanas –según dijeron- puede ocurrir que la precipitación sea una enemiga no tenida en cuenta. Pero no es el caso, y la líder de Pretenders siempre ha sabido lo que hace. Hynde tiene 57 años, y sin cirugía estética, ni necesidad de tener que saltar a la comba y hacer el ridículo para demostrar lo joven que es, reafirma que la vitalidad y la madurez no están reñidas, ni mucho menos. Al escuchar “Break up the concrete” cambian las expectativas a la hora de llegar a la cincuentena viendo como se las gasta una Chrissie que, sin venir a salvar la música, derrocha el mismo brío que cuando llegó a Londres en los años 70. Es el punto en común que tiene con otras grandes artistas como Patti Smith o Siouxsie.

El nuevo disco de Pretenders alterna en ambientes de los bares de carretera de los Estados Unidos, pero también en los de cualquier club selecto y urbano en los que sentarse a beber algo mientras se escucha buena música en directo. Desde la dinámica “Boots of chinese plastic” hasta los sonidos post resacosos con tintes de soul de “Don’t lose faith in me”, pasando por momentos dulces como “Love a mistery”. Chrissie sigue haciendo con su portentosa voz lo que le da la gana: en “The last ride” parece que se acaba de fumar dos paquetes de cigarrillos y en el track coloreado de jazz (donde tose y todo, como si fuese una maqueta remasterizada), “Almost perfect”, o el bonito final del álbum, “One thing never changed”, baja el tono hasta parecer alguien débil, una mujer derrotada. “Break up the concrete”, cuyos temas se han podido bajar gratis en distintos medios, emana vigor por los cuatro costados, rock básico pero bien elaborado y once canciones espontáneas, auténticas, creíbles y alejadas de cualquier síntoma de aburrimiento. Es la banda sonora de una road movie y un festival de músicos profesionales: la inmediatez hecha calidad y el talento permanente de una crack llamada Chrissie Hynde.

PUNTUACIÓN: 8,5/10
LO MEJOR: ninguna canción sobresale demasiado por encima de la otra, forman un conjunto muy firme.
LO PEOR: para algunos lo anterior.
DESTACABLES: “Boots of chinese plastic”, “The last ride”, “You didn’t have to”, “The nothing maker”, “Love a mistery”, “One thing never changed”…

En la web oficial de Pretenders hay links a medios donde escuchar gratis todos los temas de “Break up the concrete”.

Pincha aquí para leer la retrospectiva de la discografía completa de Pretenders

7 comentarios:

MALENA dijo...

Magnífico post querida Gaspashá. Siempre es un placer leerte, y sobre todo cuando escribes sobre lo que te apasiona.

gatchan82 dijo...

nunca he sido seguidor de pretenders salvo algún single, pero la frescura que mantienen tras todos estos años es envidiable.

la actuación de "boots..." en letterman es genial.

truman von harket dijo...

Fantástico post Gaspashá, da gusto leerte. Lo escucharemos con atención.

gaspashá gorkovskaya dijo...

Gracias a todos, probablemente tenga que ser uno seguidor de Pretenders para engancharse a este disco, aunque veo que en otras webs de música ha encajado muy bien porque es todo dinamismo, rock básico pero con olor a nuevo, como cuando abres el envoltorio de un electrodoméstico que te acabas de comprar. Reconozco también que soy muy plasta con las cosas que me gustan...

Mirella dijo...

Hola Gaspasha, sobre de one thing never changed¨ Chrissie es una mujer fuerte pero eso no significa que no sea sensible y vulnerable, sobre todo por las cosas del mundo que no puede controlar, no se que c... tiene que ver en ese contexto el comentario ¨en realiad una loba disfrazada de oveja¨ Chrissie tiene mucho corazon...aunque eso dificilmente se ve si no se trata con ella..

paz y amor

Kittyrocks

gaspashá gorkovskaya dijo...

Gracias por tu punto de vista, Mirella. He vuelto a releer lo que comentas y la verdad es que me ha parecido una frase tan tonta lo de "loba disfrazada de oveja", que la he borrado directamente. Bastaba lo anterior para resaltar lo que quería expresar acerca de ese momento de debilidad o bajón que tiene todo el mundo, sea débil, fuerte o las 2 cosas. Un saludo y gracias por leernos.

Mirella dijo...

de todas formas creo que sabes que la critica que has hecho del disco es muy buena, gracias a ti tambien, por cierto me he partido de risa con lo de Madonna..

paz

Kittyrocks