lunes, 18 de agosto de 2008

OLA FESTIVAL: BJÖRK, ARROLLADORA ENTRE LA TRADICIÓN Y LA VANGUARDIA


Björk es una de esas cantantes a las que resulta sencillo amar o detestar. Es más, en su caso, muchos de nosotros la admiramos y odiamos por igual según el día. Tras tres álbumes supremos a los que siguieron otros tantos o bien decepcionantes o que directamente acarician el desastre artístico por culpa de su actitud de genio incomprendida solo apta para modernos aburridos y suicidas frustrados, era difícil imaginar a cual Björk nos encontraríamos en el Ola festival.

La islandesa finalizaba en El Ejido diecisiete meses de gira de presentación de “Volta”. Con unos minutos de retraso sobre el horario estipulado apareció en el escenario grande del festival. Un escenario lleno de banderolas, estandartes y escudos, entre lo naif, lo étnico y el cuento de hadas basado en la mitología nórdica, Björk atacó un repertorio brillante, ignorando en cierto modo su último disco, el nefasto “Volta”, del que solo tocó tres temas, centrándose en “Homogenic” especialmente, del que interpretó hasta cinco temas (“Hunter”, unas hermosísimas “Unravel” y “Joga”, “Bachelorette” y la inevitable “Pluto”). “Medulla” con “Oceania”, “Triumph of the heart” o una emocionante “Who is it”, “Post”, con “Army of me” o una “Hyper-ballad” que desataron la locura colectiva y “Vespertine” con “Pagan poetry” también tuvieron su representación en el track-list, a diferencia de un “Debut” que quedó inédito lamentablemente. Lejos de ser engullida por la inmensidad y profundidad del escenario, la islandesa y su banda, o mejor, su orquesta (con sección de viento, coro etc.) triunfaron estruendosamente ante un publico que abarrotó la explanada principal del recinto. Una de las grandes triunfadoras del evento.

Pero por encima de su acertado repertorio o de la actitud de la cantante, mostrándose encantada con el público, incluso simpática y agradecida tras cada tema, lo que debemos celebrar y lo que provocó su triunfo arrollador es la pasmosa combinación entre tradición y vanguardia que puso de manifiesto Björk en cada uno de los temas que tocó. El respeto a una tradición musical fértil, con homenajes al cine de terror expresionista alemán, lleno de guiños al pasado, pero mirando de frente al futuro. Björk reinventó su repertorio, haciéndolo sonar añejo gracias a los instrumentos de viento como trompas pero también trepidante y futurista (no faltó el React table, del cual las cámaras laterales abusaron hasta el hartazgo, por cierto, dando a la tabla mayor protagonismo que a la propia Björk) llevandonos a los espectadores de la melancolía a una euforia desbordante en pocos segundos. Björk en definitiva demostró en su actuación en el Ola! una sabiduría, buen gusto y conocimiento musical digno de admiración, así como una inquietud por dotar de vida propia y renovada a lo mejor de su repertorio, redefiniéndolo y lanzándolo hacia un hermoso futuro, ante el cual solo podemos rendirnos admirados, fascinados y todavía emocionados. Björk, enemiga obstinada de la vulgaridad, nos transportó a los lugares donde queremos estar y permanecer.

4 comentarios:

Juan pablo dijo...

Increible lo de bjork ... ella es una gran artista y siempre da muy buenos recitales... era de esperar algo asi...
me encanto..
saludos

lady foster dijo...

Menuda diferencia con el concierto que dio en las Ventas el año pasado. No se siserá porque fue más largo y tocó más del Volta, o porque estaba menos inspirada o porque estábamos sentados, lejos y no había pantallas y casi no se la veia, pero el del Ola fue sin duda un concierto enorme que nos reconcilia con Björk

gaspashá gorkovskaya dijo...

Solo la vi una vez en Valencia y tiene bastante buen directo, por lo que veo le suele sentar bien el calor veraniego de España. Seguro que leyó la crítica de Volta en Gesloten y decidió no cantar demasiados temas del disco -a mi no me parece tan malo, es un refrito autoplagio de sí misma muy obvio, eso sí-.

DYLAND dijo...

Me gusto este recital, pero prefiero la sencillez de los teatros...Muy buen Blog y excelente gusto musical..Saludos...Nonsense