sábado, 31 de enero de 2009

[DVD] ESCONDIDOS EN BRUJAS: ¡VOCALIZA, COLIN!

Recientemente, el actor irlandés Colin Farrell ha ganado el Globo de Oro al mejor actor de comedia por “Escondidos en Brujas” (“In Bruges”), uno de los filmes más interesantes de 2008, dirigido y escrito por Martin McDonagh. Se trata de la historia de unos asesinos a sueldo, Ray (Farrell) y Ken (Brendan Gleeson) cuyo jefe, Harry, (Ralph Fiennes) les hace viajar a Brujas para ocultarse un tiempo a consecuencia de un “trabajo” mal hecho. La película cuenta con un cuarto protagonista: la preciosa localidad belga. Ocurre en la misma medida que en producciones como “Verónica Guerin”, en las que una ciudad se convierte en elemento imprescindible para los personajes y no como simple localización. Este tipo de recursos van más allá de “vender” una urbe como algo turístico y, bajo mi punto de vista, si la trama logra explicarlo bien, la película tiene garantía de convertirse, como mínimo, en algo más que apreciable.

Mientras esperan órdenes de su jefe, los dos asesinos se dedican a hacer turismo por la que, probablemente, sea una de las ciudades más bonitas de todo el continente europeo. La parte didáctica de la forzada visita es disfrutada por Ken, que es el mayor de los dos matones. Entretanto, el joven Ray se siente fuera de lugar, superado por la arquitectura gótica, los canales y las calles peatonales. No parece que ese lugar vaya a ser precisamente una fuente que inspire diversión para él, un dublinés al que lo único que le interesa es beber cerveza y ligar con chicas guapas. De todos modos, los hechos van a dar un giro de 180 grados y lo que parece una espera aburrida dará lugar a un cúmulo de hazañas tan surrealistas como divertidas. Al mismo tiempo, los personajes comenzarán a plantearse el destino de su propia vida.

Se lleva la palma interpretativa el veterano Brendan Gleeson mientras que Colin Farrell vuelve a demostrar, una vez más, que tiene un morro que se lo pisa a la hora de ponerse delante de una cámara. Si alguien se lo cree el único motivo es éste, porque es un actor de muy limitado registro y, por otra parte, al que menos se le entiende cuando habla (una cosa es hablar rápido, y otra muy distinta, no vocalizar ni para dar las gracias). En definitiva, el irlandés vuelve a hacer de sí mismo, como muchos artistas españoles –esos que cacarean constantemente que vayamos a ver su cine-. Sin embargo, no desentona en absoluto porque “Escondidos en Brujas”, de la que no desvelo más detalles, es un filme fantástico e imprescindible. La idea de volver a empezar en un lugar desconocido puede unirse a la circunstancia de que tu propia vida, corra peligro. Y es que el mundo cada vez se parece más a la carnicería de la esquina, y las segundas oportunidades tampoco se libran de ser tumbadas a tiros. 8,5/10

Trailer de la película

2 comentarios:

truman von harket dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta película, y tu recomendación en tu fantástico post me convence definitivamente, a pesar de Colin Farrell, un actor del montón al que no obstante debemos valorar el haberse sabido escapar del papel de guapo oficil de hollywood al que parecia abocado al comienzo de su carrera, mostrando bastante personalidad a la hora de escoger sus proyectos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Colin lo intenta. Al menos eso hay que reconocérselo. Pero es que no da para más. Aún así la peli es muy buena. De lo mejorcito que he visto últimamente.

JC