domingo, 18 de enero de 2009

ESTA NOCHE... ABURRIMIENTO, CON FRANZ FERDINAND

Franz Ferdinand comenzaron con un bang. Sí, su carrera comenzó con esa gran explosión que fue “Take me out”, tema indispensable que les situó en el centro del universo pop alternativo con aspiraciones a “next big thing” a nivel popular, espacio hoy en día usurpado por esa desgracia llamada The killers. Su álbum de debut es una obra imprescindible del pop de esta década, con canciones inolvidables como “Jacqueline”, “This fire”, “Tell her tonight” o “Auf Achse” por poner solamente algunos ejemplos entre la excelencia general. Su continuación en cambio nos dejó bastante destemplados a la mayoría de nosotros. “You could have it so much better” era un título ya premonitorio de lo que se nos venia encima: la clásica continuación a una gran obra pop, es decir disco precipitado, sin inspiración y carente de factor sorpresa por lo que palidece ante el deslumbrante modelo original a pesar de alguna joya aislada como la memorable “Walk away”.

Con estos precedentes llega “Tonight:Franz Ferdinand” su tercer álbum. Lo primero que llama la atención es la tranquilidad bienvenida con que se han tomado la publicación del disco: prácticamente tres años y medio han pasado entre su segundo disco y el que nos ocupa. Una eternidad ante la inmediatez en la que se ha visto envuelto el universo pop en la era de Internet, en la que tenemos en nuestros altavoces grupos nuevos no ya cada mes, si no cada día. Con estas, no era arriesgado apostar por un cambio de rumbo tras su lánguido anterior trabajo o como mínimo por una mayor elaboración en las composiciones, un mayor cuidado a la hora de crear y desarrollar la parte melódica del disco, de manera que les permitiese acercarse a la brillantez de los temas de su disco con el que nos asombraron en 2004.

Pero lamentablemente esas expectativas rápidamente se desvanecen. Es lo que tardamos en escuchar “Ulysses” primer single y apertura del disco. La canción incide en todos los caminos abiertos por el grupo pero sin la gracia de otras épocas. El pop alternativo para la pista de baile con un marcado aire nostálgico y deudor de otras épocas que nos proponen una vez más, suenan a juguete desgastado, sus la-la-las suenan a rancio y en general las doce canciones que componen este trabajo huelen a refrito, a receta recalentada, a música sin otra ambición que cubrir el expediente. “Tonight: Franz Ferdinad” es una apuesta conservadora, carente de riesgo o de la excitación prometida por Kapranos. Es una colección de temas imposible de escuchar de arriba abajo salvo que estés ocupado en otras cosas más interesantes tales como hacer la colada o recoger el salón y por tanto no le prestes mucha atención. La falta de imaginación lo domina de arriba abajo a pesar de la introducción de gadgets electrónicos, y termina por condenarlo, a hundirlo bajo una losa demasiado pesada por encima de aciertos puntuales (como el ritmo contagioso de “Twilight omens”). Fáciles de escuchar y difícil de disfrutar, Franz Ferdinand son hoy por hoy un grupo anquilosado en sus tiempos de gloria cada vez más lejanos en el tiempo, e incapaces de entregarnos temas que puedan fascinarnos. En definitiva Kapranos es en 2009 como esos abuelos paliza que cuentan sus batallitas de épocas mejores a nietos hartos o como el borracho pelmazo que se niega a marcharse a casa. Nosotros nos damos la vuelta, y bostezando sacamos su CD del reproductor y lo guardamos en un cajón tal vez para siempre.

CALIFICACIÓN; 4/10
LO MEJOR; Aprovechar la ocasión para volver a escuchar su disco debut.
LO PEOR; Parece un disco profundamente desganado y apático, y cuando experimentan realmente preferiríamos que no lo hicieran (“Lucid dreams”)
RECOMENDABLE; “Twilight omens”.

3 comentarios:

Feer dijo...

Sin ser tan rotundo en las afirmaciones, estoy bastante de acuerdo en la valoración. La verdad es que esperaba bien poco de este disco, y bien poco me he encontrado.

Eso sí, a mi el "You could have it..." no me pareció tan horrible.

truman von harket dijo...

El segundo me parece muy inferior al primero, pero tampoco yo diría que es horrible, simplemente flojillo. Tiene temas muy buenos (dos o tres) pero no me convence en general, soy incapaz de escucharlo entero.

Saludos

gaspashá gorkovskaya dijo...

Excelente crítica. Como les cuesta a algunos artistas llegar al tercer disco. Pocos grupos hay como REM, que el bajoncete lo han pegado al cabo de más de diez discos y aún así siempre digo que ojalá todos los traspiés musicales fuesen así. Saludos.