jueves, 29 de mayo de 2008

a-ha, RETROSPECTIVA (y II)

Minor earth major sky (2000)

El batacazo comercial e incomprensión crítica hacia “Memorial beach” provocó la separación temporal de una banda que hacía tiempo que pasaba por unas relaciones personales difíciles, especialmente entre Harket con Magne y Pal. Parece bastante constatado que Morten, además de sex symbol y magnífico cantante, es una persona insoportable, pero eso es otro tema. Tras afrontar proyectos diversos en solitario, a finales de la pasada década los tres decidieron poner tras de sí las viejas rencillas y se metieron en el estudio para grabar “Minor earth major sky”. a-ha tienen el talento y buen gusto de no afrontarlo como un mero revival de su estilo en los 80 que es lo que probablemente la industria esperaba. Magne y Pal, como compositores, habían estado pendientes de las tendencias musicales que surgían especialmente en el Reino Unido y por ello este no es un álbum que apele a la nostalgia y al pasado, si no que reaparecen como un grupo nuevo y resplandeciente desde los primeros acordes del tema que da nombre al álbum, una reentré espectacular. Con una preferencia por medios tiempos bellos y conmovedores (“I wish I cared”, “Velvet”, “You’ll never get over me”, “Little black heart” )dominados siempre por los sintetizadores y los teclados, homenajes a Garbage, que eran lo máximo en aquel momento (“The sun never shone that day”) y Harket batiendo algún record vocal a la nota durante más tiempo sostenida (“Summer moved on”), su regreso es un trabajo muy disfrutable, incluso digno de admiración, salvo por algunos instantes aislados con tendencia al tedio y la autocomplacencia (“Mary Ellen makes the moment count” y “I won’t forget her”)

LO MEJOR; Confirmar que este regreso no es exclusivamente por dinero. También ofrecen los mejores discos de su carrera.
LO PEOR; Se exagera su tendencia hacia la balada.
IMPRESCINDIBLES;Minor earth major sky”, “Little black heart”, “Thought that it was you” y “I wish I cared”
CALIFICACIÓN; 7,9/10


Lifelines (2002)

Con la banda de regreso a las listas de éxitos gracias a “Minor”, a-ha se embarcan en la grabación de “Lifelines”. Suntuoso y complejo, su séptimo CD es canción por canción, y a pesar de cierto rechazo entre los seguidores del grupo, el mejor de toda su carrera. Álbum extenso y estilísticamente heterogéneo (hasta seis productores distintos trabajaron en él mismo), su único nexo de unión es su preciosismo en los arreglos y una atmosfera general de tristeza que impregna el conjunto. Este disco posee la intensidad de las grandes obras pop de cualquier década, y a-ha se apoyan en una nada disimulada ampulosidad para convertirlo en una marea de emociones y sentimientos de principio a fin: la nostalgia y la impotencia ante la pérdida del tema titular, la rabia arrebatada de “You wanted more”, la dulce tristeza de “There’s a reason for it” o “A little bit”, la épica desaforada de “Time & again”, la mejor canción de su carrera, con una desolación sin necesidad de coartadas sentimentales, o de rechazos de otros, si no ligadas a las incapacidades propias; la belleza por la belleza, llena de ecos y reminiscencias de “Solace”, el misterio y también la esperanza de “Did anyone approach you?” o el cursi romanticismo-admitámoslo- de “Turn the lights down” o “White canvas”. “Lifelines” es un magnifico regreso a la cima creativa del trío, un trabajo ambicioso de una banda hambrienta y segura de sí misma, indiferentes a tendencias y modas. Justifica por sí solo su reunión.

LO MEJOR; Pocos grupos pueden afirmar haber grabado su mejor trabajo 20 años después de su formación.
LO PEOR; Es un todo inconexo. Parece un grandes éxitos con magníficas canciones más que un LP con entidad propia. También juega en su contra su extensión, 15 temas, con algunos que no aportan nada (“Oranges and appletrees” o “Less than pure”)
IMPRESCINDIBLES;Time & again”, “Solace”, “You wanted more”, “Lifelines”.
CALIFICACIÓN; 8,75/10


How can I sleep with your voice in my head? (2003)

Ya he dicho alguna vez que me horroriza un poco la música en directo. Me parece por algún extraño motivo que no termino de saber explicar un espectáculo bastante hortera en sí mismo, tendente a la auto indulgencia y que en el caso de ciertos músicos puede llevarme a la ingesta descontrolada de píldoras para dormir. Además, de encantarme y respetar a los grandes músicos de directo, eso supondría por coherencia tener que ser fan de Springsteen, Bob Dylan, Wilco y cosas tan aburridas como estas. Seamos sinceros, ni Bowie, ni a-ha, ni Pet shop boys, ni Madonna, ni Suede, ni la inmensa mayoría de los grupos que me apasionan son animales de directo y por lo que a mí respecta encantado de que sea de esta forma. “How can I sleep…” es el álbum en directo que a-ha publicó en 2003. Correspondiente a su gira del 2002 en la que presentaron por Europa “Lifelines”, la banda repasó algunos de los mejores temas de su carrera, pero eso sí, como es natural no suenan tan suntuosos ni elaborados como en estudio, la voz de Harket siendo portentosa no brilla de la misma forma, los arreglos por culpa de las limitaciones inherentes al sonido en directo no visten el esqueleto de las canciones con la misma brillantez ni precisión. Por eso nunca escucho este disco, aunque me parezca que está bien, con un sonido más que decente. Pero si con pulsar otro botón puedo escuchar la versión original grabada en estudio ¿para qué iba a querer escuchar un directo enlatado?

LO MEJOR; Comprobar que a-ha no son tan místicos como para negarse a tocar “Take on me” en directo.
LO PEOR; La música en directo no es para mí y esto es un disco en directo. Aparte de estos pequeños detalles, nada.
CALIFICACIÓN; 5/10


Analogue (2005)

Bajo la producción de Flood y Martin Terefe en 2005 a-ha publican “Analogue”, su último álbum de estudio a fecha de hoy. Desde el sonido oscuro y asfixiante de “Celice” en su apertura ponen de manifiesto que estamos ante un disco diferente. Sin embargo “Analogue” en su huida de la complejidad y suntuosidad del predecesor “Lifelines” y en una búsqueda de sonidos más orgánicos desnudando en buena medida las canciones para evitar distracciones, es un trabajo a ratos insatisfactorio y a ratos repleto de fogonazos de genio indiscutible. Los medios tiempos tienden a resultar fríos, como si hubiesen renunciado a cierto arrebatamiento en ese proceso de búsqueda de la sencillez, como demuestran las bonitas-pero-falla-algoHoly ground”, “Make it soon” o “Cosy prisons”. Cuando juegan a ser los Beach boys (“Over the treetops”) es inevitable que se estrellen; unos eran de California y estos noruegos. Y cuando lo intentan con el rock de ocho minutos con muchos toboganes (“Halfway through the tour”) te desesperas ante la inconsistencia rallando en la estupidez de la propuesta. Pero cuando parece que estamos ante un disco que no despega recuerdas lo preciosas que son las sutilezas de “Keeper of the flame” y “A fine blue line”, lo emocionante que sigue resultando “Birthright” y el fantástico estribillo que tiene la perfecta y llena de rencor “Don’t do me any favours”, una de sus mejores composiciones. Finalmente el balance es agridulce aunque brillante y nos hace esperar el siguiente movimiento del grupo entre expectantes y temerosos: esperanzados en la seguridad de estar ante unos músicos llenos de talento pero temerosos por atisbar en “Analogue” la búsqueda del reconocimiento de cierto sector de la prensa y de la industria mas enterada como consecuencia del hastío provocado por veinte años de carrera flagrantemente infravalorada.

LO MEJOR; Es un claro paso adelante en su formulación tanto estilística como líricamente.
LO PEOR; La frialdad de ciertos pasajes del disco.
IMPRESCINDIBLES;Don’t do me any favours”, “Birthright”, “A fine blue line”, “Keeper of the flame”
CALIFICACIÓN; 7/10

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Truman, "swing of things" le da mil vueltas en directo a la versión de estudio. Sólo esta, donde esté una versión de estudio...Cuando una retrospectiva de 10.000 Maniacs??

truman von harket dijo...

Tienes razon, "Swing of things", que da nombre al CD por cierto, es mejor en directo.
Una retrospectiva de 10,000 Maniacs? Lo consultaré con la crew en nuestra próxima reunión, pero creo que antes tenemos pendientes las de REM o Cyndi Lauper, aunque me interesen menos (solo un poco) que el grupo de Natalie Merchant. Todo se andará. Tambien queremos ampliar la de Madonna, que me quedó demasiado breve, y hacer otras como de Coldplay o The strokes, de grupos que tengan menos de diez discos, ha ser posible...

Anónimo dijo...

Quería decir : A ser posible, claro...

Anónimo dijo...

No sé si podrás hacer la de 10000 Maniacs, no se desgastaron los CD`s? Gran post Truman

truman von harket dijo...

CD's? Mientras el IPod no pete un dia de estos no hay problema...

monsieur august dijo...

Querido Truman, enhorabuena por tu restrospectiva II. Tengo una pregunta. Si a-ha no han vuelto a tener la repercusión comercial de su primer trabajo, ¿cómo han coseguido grabar tantos discos? Acaso en Noruega y en los países nórdicos han seguido siendo superventas a lo largo de todos estos años o es que siempre han vendido lo suficiente en todo el mundo como para resultar rentables

gaspashá gorkovskaya dijo...

Genial la retrospectiva, no sabía que a-ha tuviese una discografía tan amplia.
Monsieur, yo creo que te puedo contestar a nivel general. Hasta finales de los 90, antes de que la piratería hiciese todavía más patente la esclavitud a la que son sometidos los artistas en cuanto a ventas, se podían grabar discos sin pensar en lo comercial. Pero con la piratería y que todo el mundo se baja todo de internet, la cosa cambió; ahora muchas discograficas pequeñas están acogiendo a cantantes y grupos que en su día fueron muy vendedores y que sus discográficas despidieron por "bajas" ventas (estas pequeñas empresas supongo que miran las ventas a nivel mundial, sin esperar a que hagan un disco de oro en USA o UK). El caso concreto de a-ha lo desconozco, supongo que seguirán siendo rentables; Escandinavia es un mercado pequeño pero muy seguro para muchos cantantes (Tanita Tikaram se sostiene mucho allí, tengo entendido que casi todos los noruegos tienen un disco suyo).

truman von harket dijo...

Monsieur, a-ha han tenido más de un éxito, eso es seguro, y por ello han tenido tan larga carrera. Segun wikipedia (cuidado con la fiabilidad) han vendido mas de 80 millones de discos en todo el mundo, pero el que más vendió con 10 mill fué el primero, y eso sin contar los millones de singles de take on me (nº 1 en 30 paises). El resto de discos se vendieron bien, salvo Memorial beach y analogue que fueron fracasos en los charts. Pero lo que está claro es que no son one hit wonder aunque no creo que alcancen esos 80 mill de copias. Sus mercados mas favorables son Escandinavia en general y Alemania donde suelen alcanzar el nº 1. En Sudamerica les fué muy bien, dando conciertos multitudinarios en Brasil en su momento (en los 90 llenaron Maracaná). En USA sus discos ya ni se publican, y en UK curiosamente tuvo Analogue un cierto éxito en los charts, el primero desde Stay on these roads. Como curiosidad, Take on me se quedó nº 2 allí, pero alcanzaron el nº 1 con su siguiente single "The sun always shines on TV". En España son grupo de culto (como toda banda que no canta en español ni hace mier**a) aunque Minor tuvo ventas muy buenas para lo que es habitual aquí. Besos.