sábado, 18 de julio de 2009

BLUR: MANUAL PARA INCAUTOS

Existen al menos dos tipos de álbumes recopilatorios. Aquellos que reúnen los singles de un artista, sus temas más célebres y otros que agrupan temas, populares o no, escogidos normalmente por el propio grupo, considerándolos claves en su carrera. Blur banda considerada por los medios una de las puntas de lanza de aquel celebérrimo movimiento llamado britpop junto a Oasis, acaba de publicar su Grandes éxitos del segundo tipo, lo que podríamos llamar su Grandes éxitos de arte y ensayo.

El primer inconveniente de este disco es la existencia de “Best of Blur”, disco que vio la luz en el año 2000, y que desde Gesloten recomendamos vivamente, ya que incluye sin relleno alguno, toda la batería de temazos que Blur nos ha ofrecido a lo largo de su carrera. Este “Midlife: A beginner's guide to Blur” palidece en la comparación. Sí “Best of Blur” era un grandes éxitos clase 1, es decir que no dejaban fuera ni uno de sus canciones más celebradas, en este “Midlife” (cuya existencia resulta un completo misterio, salvo que pretenda promocionar -cómo si hiciera falta- el regreso a los escenarios de Albarn, Coxon y compañía) echamos en falta buena parte de sus éxitos, además de algunas de las mejores canciones de su carrera: ¿Dónde están “Charmless man”, "To the end", “There’s no other way” o “Country house”? Lo peor no obstante no son estas dramáticas ausencias, si no las presencias innecesarias que sustituyen a aquellas: “Bugman”, “He thought of cars”, “Out of time”, “Trimm trabb”, “Strange news from another star”, o “Battery in your leg” invitan a la confusión y a la melancolía ante aquellas omisiones, y nos recuerdan que, “Parklife” aparte, Blur siempre ha sido un grupo de singles. Cuidado, algunos de estos temas invitados son buenos, pero no parece que sea este el lugar más adecuado para encontrarnos con ellos. Mientras tanto, otros son abiertamente insufribles.

“Midlife: A beginner's guide to Blur" es un experimento fallido, un capricho estéril, un ejercicio de frustración continuo para el oyente, obligado a escucharlo con el mando a distancia a mano, ante la cantidad de temas desconocidos y/o mediocres que lo componen, acompañados esporádicamente de algún tema grande del grupo. Si Blur pretende ir ahora de grupo serio, cosa totalmente respetable, les hubiésemos sugerido la publicación de un CD doble, el primero con todos sus singles, y un segundo donde podrían haber incluido todas estas canciones tan interesantes, y que a Damon tanto le han ayudado a madurar y a convertirse en el gran artista que hoy es.

CALIFICACIÓN; 5/10
LO MEJOR; Un mal recopilatorio de Blur sigue teniendo gran cantidad de buenas canciones.
LO PEOR; La idea que subyace ante este tipo de discos. La de un grupo tan inseguro de sí mismo, que necesita desesperadamente mostrar al mundo que tiene mucho más material interesante del que conoce el gran público.
IMPRESCINDIBLES;Girls and boys”, “Beetlebum”, “Song 2”, “The universal”, “Coffee and TV” y “Badhead”.

4 comentarios:

lord carnavon dijo...

Yo pensé lo mismo ¿un nuevo recopilatorio? ¿para qué? pero me imagino que es un modo de enganchar a nuevos (jovencísimos) fans publicando algo.

Ya veremos Truman...

coque dijo...

algunos medios han intentado volver a reivindicar el britpop, creo que con poco éxito.

yo siempre he sido más de oasis.

gaspashá gorkovskaya dijo...

Me encanta Blur, y como bien dices, este recopilatorio es tan innecesario. Cosa de las discográficas, que andan quemando sus últimos cartuchos. Un abrazo

Shoplifter-Davide dijo...

Yo tengo el primero igual me voy a comprar este porque soy fan acerrimo de la banda.