jueves, 11 de junio de 2009

PASSION PIT, ¿SOBREVIVIENDO AL HYPE?

El penúltimo hype anglosajón ( en este caso, y a estas aturas, ya antepenúltimo) se llama Passion Pit. Saludados como los MGMT de esta temporada (empezamos bien...) el quinteto de Cambridge, Massachussets, USA, publicó hace unas semanas su opera prima “Manners después de que varios temas llegados con cuentagotas sirvieran para generar buenas dosis de expectación en la escena alternativa a ambos lados del Atlántico.

¿Hay canciones en “Manners” que justifiquen esas elevadas esperanzas puestas en estos veinteañeros? No se puede negar que la banda liderada por Michael Angelakos sabe facturar de maravilla un pop electrónico alegre. Todo en “Manners” desprende ligereza y una felicidad un tanto de manual. Con unos arreglos impecables, y mucho sintetizador, los temas que componen "Manners" son eficaces, sencillos y bailables. Las canciones de Passion Pit, concebidas como una carta de amor de Angelakos a su novia, juguetean con la psicodelia para todos los públicos, con un electropop sin sobresaltos y una experimentación calculada. Sí, calculado al milímetro está todo en este debut, hasta el punto de resultar un disco que si por algo deslumbra es por su madurez y claridad de ideas y conceptos, todos ellos tomados de aquí y allá. Destacan las irresistibles melodías de sus temas más poperos, de un clasicismo que impresiona, como “Let your love grow tall” y “Eyes as candles”, la celebrada y atípica “Sleepyhead”, la palpitante “Little secrets” y la sosegada “Swimming in the flood”.

El pop del grupo se escucha con una primera curiosidad, que se trasforma en avidez por momentos. Un buen día desaparecen de tus vidas como llegaron. Y pasado un tiempo te acuerdas de ellos, y descubres lo poco que has echado de menos su disco. Porque ciertamente hay bastantes aspectos dignos de ser recordados en “Manners”, pero desgraciadamente poco o nada que termine archivado en nuestras retinas. Vamos, lo que viene a ser más o menos un hype de toda la vida. De todas formas Passion Pit son un grupo atractivo, que esperamos sigan creciendo en futuros trabajos, y no terminen siendo devorados por su propia fama.

CALIFICACIÓN; 6,25/10
DESTACABLES: “Let your love grow tall”, “Little secrets” y “Sleepyhead”, aunque el disco funciona bien como conjunto.
LO MEJOR; La energía arrolladora y despreocupación de la cual hace gala todo el disco.
LO PEOR; Seamos realistas, cada semestre aparecen 5 o 10 grupos como éste. Esperemos que ellos encuentren su propia voz y permanezcan.
Su Myspace, aquí.

1 comentario:

Shoplifter-Davide dijo...

Me gusta el sonido de la banda hasta ahorita especialmente el track The Reeling que no suena mal por ahi le senti un poco de sonido a lo Gino Soccio no se.