lunes, 4 de mayo de 2009

“WOLFGANG AMADEUS PHOENIX”: INTENSO Y VELOZ

El nuevo disco del grupo francés Phoenix se publica este mes bajo un curioso título que invoca directamente al que posiblemente sea el mayor músico de la historia, Mozart. Pero lejos de estar ante un mamotreto como pudiera pensarse, “Wolfgang Amadeus Phoenix” es un disco arrollador melódicamente, lleno de canciones infecciosas, adictivas y ligeras, pero que sin embargo dejan un poso en el oyente que te obliga a regresar una y otra vez a estos nueve temas.

Sin tiempos muertos, el pop de Phoenix es armonioso, maravillosamente producido por la propia banda y por Philippe Zdar (Cassius) y repleto de buen gusto y sensibilidad compositiva. En el sucesor del aclamado “It’s never been like that”, Thomas Mars y los suyos dibujan con precisión implacable un pop estimulante y logran escapar con una habilidad pasmosa de los tópicos que lastran una parte del género. Phoenix sacan adelante sus temas a través de caminos nuevos, diferentes a los habituales, utilizando la modulación de la voz de su cantante como un instrumento más que se ajusta como un guante al resto de la banda.

Conjugan lo banal y divertido, con la gravedad de lo emocional con una habilidad remarcable. Las palmas en “Fences”, los ehehehs de “1901”, la musicalidad de la letra del single “Lisztomania” o los cambios de ritmo de la hermosa “Countdown” son sólo unos pocos de los numerosos aciertos de esta obra indispensable.

Únicamente en la atmosférica, un poco lisérgica y prácticamente sin voces “Love like a sunset” el grupo cambia de registro en un conjunto homogéneo y equilibrado dentro de una brillantez que deslumbra.

Con su luminosidad primaveral, “Wolfgang Amadeus Phoenix” es pop elegante, que se disfraza de cierta insustancialidad, pero que pronto nos descubre un universo fértil, de canciones listas para ser disfrutadas en un suspiro y que cuando finalizan te han clavado el aguijón de su veneno adictivo.

CALIFICACIÓN; 7,75/10
LO MEJOR;
La inteligencia que impregna cada segundo del disco.
LO PEOR; Puede pasar por un disco intrascendente si no se escucha con la atención que merece.
IMPRESCINDIBLES;Rome”, “1901”, “Lisztomania”, “Countdown (Sick for the big sun)”

2 comentarios:

danieson dijo...

Phoenix siempre ha sido un grupo que he seguido, casí desde sus orígenes, por desgracia aqui nos los vendieron como una especie de copia de Daft Punk, será por lo de franceses y claro pues no resultaron demasiado bien parados.
Este disco me parece más que aceptable, sólo critico el título quizás demasiado pretenciso, por mucho juego de palabras que quisieran hacer. Un saludo

Shoplifter-Davide dijo...

No se aun no me convence, no muy me gusto 1901 pero bueno hay darles tiempo no.